sábado, 3 de mayo de 2014

Correr por Ezkaba de noche.

En la cima del monte Ezkaba quedan las ruinas del Fuerte que sirvió como penal de presos políticos a partir de 1934. Así, en su cresta oriental podemos encontrar el monumento a la Fuga de 1938, donde casi 800 presos lograron escaparse del Fuerte (tres o cuatro lograron fugarse a Iparralde, doscientos murieron en el acontecimiento, catorce fueron fusilados y más de quinientos fueron devueltos a las celdas).
Ezkaba (893m) es el monte repleto de pinos laricios que más protege del viento norte a todos los pamploneses. Esta colina enorme de casi quinientos metros sobre los barrios septentrionales de la ciudad, sirve de lugar de esparcimiento y "de otras cosas" para miles de personas en la comarca. De esta manera, los últimos años se ha convertido en un sitio fantástico para la práctica del Trail Running, con su infinidad de senderos y caminos. Para quienes vivimos en su base y deseamos trotar por el monte significa mucho para nosotros. Los últimos años se ha venido celebrando una carrera muy chula por sus pinares, robledales y miradores llamada "Trail Ezkaba", sin embargo en este 2014 parece darse un respiro y tendremos sustituta con la Trail Race de Atarrabia "Hiru Mendiak"...

       Obviamente Ezkaba es destino habitual de entrenamientos de muchos runners de Pamplona, también del actual número dos del mundo de Ultras Luis Alberto Hernando a partir del mes de Mayo, un atleta capaz de disputar carreras a nivel internacional a Kilian Jornet, un tipo con mucha personalidad y con el que me he cruzado entrenando por Ezkaba en una ocasión en la penúltima curva de herradura que sube al Fuerte... Algún día podré decir a mis sobrinos o nietos que me encontré con este elemento en el monte, y pondré esta historia a la altura de aquella cuando nos cruzamos en bici con Miguel Indurain a mediados de los noventa en Oroz Betelu... Porque no es lo mismo correr una carrera que corre tal o cual fulanito, que cruzarse con ellos en la soledad del entrenamiento. Y hablando de elementos, imprescindible hablar del betetero Patxi Cía, que en un reto personal benéfico del año pasado, ascendió en 20 ocasiones a esta montaña pamplonica en 24 horas... (260 kilómetros y casi 10.000m+de Mountain Bike).

        En los meses invernales, cuando las horas de luz son escasas, el entrenamiento a la luz del frontal se vuelve necesario, y la visión de la ciudad iluminada por las farolas hará que disfrutemos de una sesión inolvidable. De noche, correr por un sendero embarrado toma otras dimensiones, uno se siente torpe y lento y hace falta acostumbrar al cerebro y a la vista de la nueva forma de las cosas, y en ocasiones podrás marearte incluso, "¿estoy al aire libre, o en el interior de una cueva?". Sin embargo en la soledad de la noche, y cuando te asomes a la cresta de la montaña para otear los pueblos de Ezkabarte y las siluetas de las montañas pirenaicas a la luz de la Luna, pensarás que ha merecido la pena. Cuidadín con molestar a quienes suben al macizo en coche para "cazar a la Luna" y ese tipo de cosas; en dos ocasiones en mi vida he pillado "infraganti" a  parejas practicando el sexo a plena luz del día y fuera del coche (en una de las dos, uno de los integrantes de la pareja estaba fuera y el otro dentro), una vez en el Portillo de Azoz y la otra a las afueras de Artika.... Por cierto, quienes practiquen deporte por el Portillo de Azoz se encontrarán con las pinturas en rojo de hace unos pocos años, en contra de que este lugar fuera lugar de Cruising (Practicar sexo con personas desconocidas al aire libre, popular entre la comunidad gay).

      Lo dicho, una montaña semi-urbana repleta de historias y leyendas semi-urbanas, graffitis en el interior del Fuerte, circuitos para descenso de btt, explotaciones forestales y senderos para trail-running o senderismo contemplativo, genial para dar rienda suelta a tu espíritu runner.

Telaraña Bendita. Ojo a la trampa-barro de la cara norte en época de lluvia y nieve!!

Juegos de luces urbanos.

Desde la urbe, para acceder al macizo de Ezkaba hay que salvar la Ronda Norte.

Luna llena de Abril.

Robles y Edificios...

Etxauri iluminado...

Elomendi Y Alaitz.

Ventanas en mitad de la noche.

City on fire...

Rotondas y luces infinitas.

3 comentarios:

  1. Caramba que fotos más chulas!!! Espectacular la del barrio de Nuevo Ezkaba con la silueta del roble recortada.

    ResponderEliminar