lunes, 24 de marzo de 2014

Volcán Villarrica 2010

Volcán patagónico precioso de casi 3000 metros...
El Volcán Villarrica(2847m) me dejó doble sabor de boca en mi viaje mochilero de 2010. Esta montaña súper-hermosa de la Patagonia Chilena crece sobre una de las poblaciones más turísticas y famosas del continente sudamericano, la localidad de Pucón, y para realizar su ascensión te obligaban a contratar un guía aunque la ascensión no fuera difícil (de hecho vasta con calzar unos crampones y empuñar un piolet básico para subirte a su cráter), aunque por entonces aludían de que se trataba de un asunto de seguridad ya que era y continúa siendo un volcán activo....

       A la mañana de un día de Enero cualquiera, me acerqué a la Avenida 0´Higgins de Pucón tras vivaquear en un parque, y allí me presentaron a mis otros compañeros y a los tres guías que iban a guiarnos. Después nos acercamos a la base del volcán sobre una furgoneta y allí nos propusieron dos posibilidades: El que tuviera dinero y ganas de ahorrarse 400 metros de desnivel podía montarse en un telesilla hasta los 1800 metros de altitud, y el que tuviera piernas y ganas de no gastarse ni un duro podía subir andando hasta la entrada del glaciar. Sobra decir que fui el único en levantar la mano para formar parte del segundo grupo, y acto seguido se me sumaron algunos jóvenes, en concreto un alemán, un brasileño y dos argentinos, a los que convencí con mi entusiasmo (juas, juas). La chilena Isara hizo los servicios de guía en estos primeros cientos metros de desnivel mientras los otros dos guías acompañaban al resto en el telesilla. Nuestra guía era una chica de Santiago que se reía por todo, nos contó que participaba en raids de aventura y que compaginaba su trabajo como guía con el de dependienta en una tienda "chic" de ropa de Pucón. A la entrada al glaciar alcanzamos al resto del grupo y un poco más arriba una superficie de rocas que sobresale de la masa de hielo servía para que nosotros y unas doscientas personas más, entre guías de otras compañías y clientes, descansásemos unos minutitos. A este lugar lo llaman "La Pingüinera"...

        Antes de alcanzar el lugar conocido como "Piedra Blanca", una familia de argentinos y una pareja de chilenos de nuestro grupo decidieron darse la vuelta, demasiado para su body en la primera montaña de sus vidas. Después del plateau glaciar nos encaramamos al tubo final, protagonista las últimas semanas de un accidente con un alud dejando varios heridos. Es lo que tiene llenar una pendiente de 35-40 grados con decenas y decenas de personas. Nuestro guía Alejandro, discutió con otro guía de otra compañía en el tramo final, acerca de la huella a seguir por uno y otro grupo (Faltaban las franjas de colores para que el volcán pareciese la carpa de un circo). En la cima Fredy, el "compi brasileño", sacó una bandera de Brasil y empezó a vociferar junto a unos israelíes y yo me limité a pasear por el borde del cráter viendo las vistas. El Volcán Quetrupillán parecía un huevo frito sin yema, el Lanin se veía altivo y desafiante, y el Osorno era un volcán de líneas perfectas.

         Sin embargo lo mejor del día estaba por llegar. Los guías sacaron unos plásticos de sus mochilas y forraron el culo de los clientes para bajar de allí haciendo culo-esquí (!!!) Demasiada persona exhausta y poco habituada a remontar al menos 1100 metros de desnivel con piolet y crampones, como para descender de aquella montaña caminando. Al menos, la clase express de la cima de cómo usar el piolet-escoba resultó efectiva y nadie clavó sus crampones en los riñones de nadie. Lo dicho, sabor agridulce.

Volcán activo.

Las empresas de guías de Pucón y su relación laboral con el volcán.

Contraste de temperaturas y olores en el cráter de la montaña.

Erase una vez un brasileño promiscuo con parecido físico a Obama, dos universitarios argentinos y un navarro en la base de un volcán chileno...
El lago Villarrica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario