jueves, 20 de marzo de 2014

Vía Elmer a Egino al estilo "Rabufatt".

Placa en la base de la vía.
En otoño de 2010, tras escalar la vía Susi y disfrutar un montón en ella, me prometí volver al mundo de piedra caliza de Egino para realizar otra vía de varios largos, y así surgió este miércoles la idea de trepar y navegar por esta inmensa pared inclinada con vegetación alavesa. 

           Esta vez me acompaña Aika, me gusta escalar con él, es un tipo tranquilo con un gran sentido del humor, y no se arruga ante nada. Decidimos escalar la vía Elmer, entre las vías Berta y Udaberri, y disfrutaremos un montón de la calidad de la roca (aunque pueda parecer lo contrario desde abajo), con buenos cazos, puentes de roca, grietas y gotas de agua... Y la vegetación pues es un plus para dos tipos forestales como nosotros, ya se sabe, trepar y llegar a una repisa repleta de narcisos y lagartijas o descansar a la sombra de un robre, siempre es un aliciente para nosotros.

           La vía comienza con un largo fácil y continua con tres largos de IV+ y pasito de V al final de cada uno. Antes del quinto largo semiequipado, comemos en el jardín de la base del último muro. Este largo se las trae porque llegar a la primera chapa acarrea trepar un montón de metros sin protección, después hay varias chapas hasta que de repente deja de haberlas. Así que me hago un lío buscándome la vida, y progreso por una chimenea chapando la cuerda a un parabolt de la vía Txomin, e instalando un par de puentes de roca antes de llegar a la penúltima reunión de esta mítica vía de Egino. Después sube Aika, echa un vistazo a los puentes de roca que me he currado con unas bagas y me dice que estoy hecho un "Gaston Rébufatt" (Aika y el sentido del humor que antes comentaba). "¿No querrás decir al estilo Gaston Rabufatt, ¿eh Aika?" Estoy tan verde escalando que no merezco otro nombre.

Primer Largo.

Segundo Largo.


Cuarto Largo antes del "jardín" de 100 metros.

Un saludo desde el Quinto Largo Semiequipado.

Listos para el descenso.

Torreones de Caliza que maravillan.

Primulas en la Canal del Azor y de la Paloma.

El Gran Azor y la Paloma de Egino. El descenso se realiza por la canal de la izquierda.
Egino, un paraíso de la escalada-montañera.
(http://todalavidaescalando.blogspot.com.es/)



No hay comentarios:

Publicar un comentario