miércoles, 19 de febrero de 2014

Txokos de Urbasa.

Hayucos sobre musgo.
15 kilómetros por Urbasa.
Urbasa es uno de los bosques húmedos navarros por excelencia, aquí el agua de los acuíferos y la caída del cielo forman en las entrañas de este plano elevado y laberíntico, infinidad de formaciones de roca caliza, destacando innumerables dolinas, corredores, vallecitos, simas, cuevas, exsurgencias y hasta arcos naturales de gran belleza. Además, lo que mola de este macizo protegido son sus tesoros escondidos sin señalizar en mitad de ninguna parte, o entre un laberinto de dolinas por ejemplo. Algunos solo son localizables mediante GPS o el acompañamiento de alguien que ya conozca el txoko o rincón a disfrutar de antemano.

      El otro día propuse a Ainara una excursión por Urbasa tirando de GPS desde el Puerto de Lizarraga y disfrutamos muchísimo. Hace tiempo que no solo me atraen las cimas de los montes y me descargo traks para ir a conocer esos otros rincones especiales, a veces apartados de los caminos habituales a las cumbres. Cerca del Puerto, en la misma cresta a San Adrian hay un arco de piedra caliza sobre un abrigo de roca agujereado, se trata de Portupekoleze. Más adelante descubrimos tres vías de deportiva en la brecha anterior a San Adrian tras recorrer la cresta de Ollide. Y tras la ermita, caminamos monte a través durante tres dolinas hasta llegar a Lezeandi, un abrigo rocoso enorme con un dedo de roca y hierba delante. Medio kilómetro al sur y después de atravesar una zona bastante agreste llegamos a la Sima de Bixenteliyosota (algunos dicen que tiene 15 metros de profundidad), lugar donde cogemos la pista que viene del Puerto de Lizarraga y que luego desandaremos de regreso tras visitar el túnel de Lubierri. Este camino ancho recorre la parte más alta de esa pequeña sierra entre la cota 1152 y las Campas de Eskiza y que deja a un lado Zulo Haundia, 150 metros por debajo, y al otro la Dolina de Obats y sus dos charcas. Desde esta sierra son impresionantes las vistas sobre Urbasa, y en especial sobre el monte Dulantz.

          Al mediodía llegamos a Lubierri y recorremos el túnel de lado a lado, es el lugar más alejado que hoy visitaremos. En él nos llaman la atención algunas formaciones en su boca sur. Cerca, a escasos 200 metros se encuentra el Dólmen de Obats. Estamos a siete kilómetros del Puerto de Lizarraga. Habrá que volver.

Nieblas en Iyurbain.

Portupekoleze.

San Adrian a la vista.

Iyurbain se ha quitado las nubes de encima.

Lizarraga.

Etxarri-Aranaz.

Cresta de caliza.

En San Adrian.

Lezaundi.

¿Hay setas en invierno? Pues sí. Aquí un par de ejemplares de Peziza escarlata.

Yesqueros de paraguas.

La Sima de Bixenteliyosota.

Zulo Haundia.

El Túnel de Lubierri.

Dólmen de Obats.

Atardeceres llenos de luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario