domingo, 19 de enero de 2014

Las 7 Cumbres.

33,46km y 1785m+ para coronar las siete cimas de mis entrenos habituales en 4h19.´
Cerca de casa acostumbro a utilizar varias cimas de las cuencas de los ríos Ultzama y Arga para entrenar. Me pongo las zapas y en tres o cuatro minutos ya estoy en el monte. Así, los montes Oiana, Burutxeko y Ezkaba Txiki son los que más repito, a veces me escapo hasta el mítico Ezkaba, y en ocasiones alargo la carrera hacia los macizos de Lertxundi y Narval... Esta vez arranco de casa con una mochila a la espalda con combustible para unas horas y la intención de encadenar estas 7 cimas que tanto cariño les tengo. Y todo va fenomenal hasta que me encuentro a un betetero ascendiendo al Repetidor de Iroz que nada más verme me desafía con esta frase: "¡A que no me ganas!". Y el asunto pasa de fenomenal a súper-fenomenal, tras tres horas de trote. La puta vena competitiva. Nuestra carrera se mantiene igualada hasta que llegamos al llano de la mitad de la ascensión, donde coge ventaja y calculo cuántos segundos como mucho puedo perder si quiero que en el duro repecho antepenúltimo le coja y le levante las pegatinas... Cuando llego a su par nos entra un ataque de risa. "Estas hecho un animal", me dice. "Subir con ese hierro con ruedas también tiene su mérito", le contesto. Finalmente hay llegada neutralizada al Repetidor de Iroz y todos contentos. Después tomará dirección hacia Alzuza, y ya no le veré más. Por ahora no puedo bajar tan rápido como una mountain-bike por una pista de todo-uno. Al tiempo.

       Y tras las cimas de Lertxundi y San Miguel, me arrastraré por el monte Oiana gracias a un violento ataque de aires con metano. ¿Demasiadas uvas pasas y huesitos? ¿Habrá sido el agua no tratada de la fuente de Iroz? Ni idea, total que llegaré a casa cansado pero súper-contento. No todos los días se hacen 1785 positivos.

     
Barro subiendo a Ezkaba Txiki.

Iruña-Pamplona desde Burutxeko.

Panorámica desde la cresta occidental del monte Ezkaba.


En Zabaldika me cruzo con el Camino de Santiago.

Risas y diversión subiendo al Repetidor de Iroz.

El Arga a su paso por Huarte.

Ya queda poco, ¡última cima!

Entrenamiento de calidad.

2 comentarios: