jueves, 25 de abril de 2013

Sierra de Labia

Despoblado de Gurpegi.
 La Sierra de Labia separa los valles de Erro y Arce desde el Puerto de Mezkiritz, donde se separa de la cadena axial pirenaica, hasta la llanura de Urroz. Sus cimas más importantes son las de Larrogain (1279m) y Peñas de Aintzioa (1218m), pero existen otras muy interesantes como Izkieta o las peñas de Lirain o Uroa. Muchos caminos y pistas forestales suben desde los valles hasta sus cimas, y cabe destacar la larguísima pista que une el caserío de Espotz con el pueblo de Beortegi y que recorre todo el filo de la sierra. Así pues, las opciones son innumerables a escasos 20-30 minutos de Pamplona, tanto para la btt como para hacer corriendo o paseando.

       La ruta que propongo para hacer corriendo y que he podido recorrer en un par de ocasiones este año, arranca del pueblo de Zunzarren, en el valle del río Erro, y se interna en los infinitos pinares de la sierra hasta subir al filo de la misma. Cerca está la cima de la Peña Uroa (1061m), una atalaya chulísima que no hay que dejar de visitar con una pequeña trepada para salir a su cresta y una cima rocosa. Después de desviarse a esta cumbre, toca seguir el filo de la sierra a través de la famosa pista antes mencionada, hasta el cruce a Gurpegi. En este desvío encontraremos las primeras marcas de la PR NA 28 "Sierra de Labia", un circuito circular con salida y llegada en la carretera de Aoiz a Nagore. Enseguida llegaremos al despoblado de Gurpegi, otro más del Pre-Pirineo como son los de la vecina Sierra de Zarikieta, la Garcipollera en Jacetania, o la Zona del Sobrepuerto. En estos lugares antes habitados, nunca dejo de sobrecogerme, me encantan y me estremecen a la vez. Este pueblo deshabitado de Arce se despobló hacia 1960.

         Tras Gurpegi el camino baja a la carretera de Aoiz y continúa a la par de la misma. Pronto llegaremos al panel de la PR donde giraremos a la derecha para enfilar una nueva ascensión a la sierra, hasta un collado cerca de la cumbre de Izkieta. En este alto las posibilidades son varias; se puede continuar por la sierra al norte, bajar a los pueblos de Zalba o Beortegi, o cerrar el circuito descendiendo a Zunzarren.

Cima de Peña Uroa (1061m)

Elke y Pausaran en primer término. A su derecha el Ori!

Parte del recorrido sigue las marcas de la PR NA 28 "Sierra de Labia"

La vegetación toma Gurpegi.

23,85km y 840m+ en 2h 22´

lunes, 22 de abril de 2013

Urnietako Mendi Lasterketa

Carrera rompepiernas.
Primera carrera del año en Urnieta,¡y qué carrera! Media maratón para subir y bajar casi 1600 metros por terreno súper-empinado, una prueba rompe-piernas para tomársela con calma. La salida desde el barrio de Xoxoka se las trae, "..., hiru, bi, bat, ¡aurrera!" y los primeros casi dos kilómetros son en bajada, así que se va a gran velocidad y hay un montón de nervios flotando en el ambiente. Los primeros kilómetros son electrizantes y la primera ascensión a Onddi no sirve todavía para aplacar al personal y se sube a mil por hora.

         En su cima me asusto un montón de cómo van mis piernas, las noto súper-duras y de alguna manera ya me hago a la idea de que voy a pasar miserias, hoy no es mi día. ¿Tendrán la culpa los nervios? ¿Habré hecho el burro los primeros metros? Voy tras la estela de la gran Uxue Fraile y a partir de este momento aflojo para intentar quemar etapas poco a poco. En el collado de Zuloeta hay tanta gente animando que da gusto atravesarlo corriendo, pero en el primer avituallamiento sólido voy tan nervioso y preocupado por el estado de mis gemelos que no disfruto, ¡y aun estamos en el kilómetro 7!. Después recupero sensaciones subiendo a Adarra, aquí cojo la estela de un grupito de corredores y subimos tran-tran. En el avituallamiento de Eteneta sin embargo, me hago a la idea de que tendré que hacer la segunda parte de la carrera tranquilamente y tomármelo con calma porque mis piernas continúan acartonadas. Las kilómetros pasan muy lentamente en el terreno técnico de Zaburu y en el repecho de Onddo antes de enfilar la bajada a Besabi. En esta bajada sufro los primero calambres y en los avituallamientos de Usabelartza y de Ur Depositoa lleno mi depósito de plátanos y bebida isotónica para contrarrestarlos.

Bonitas montañas.
Y tras el kilómetro 18 llega "la encerrona"; marcho junto a la cuarta clasificada en mujeres y ambos nos sorprendemos de los repechos que se suceden uno detrás de otro en el entorno a Besabi. A mi me da la risa y a los que animan en los orillos también. El que diseñó el recorrido quiso darle un puntito de dureza, pensaría que bajar a meta y ya está, no era suficiente. Mecagüen... Al loro con el repecho del campo y con el repecho de hormigón de después.... La gente nos anima por nuestro nombre y yo no sé porqué cojones saben nuestros nombres, después caigo en la cuenta de que llevamos escrito el nombre en el dorsal jeje

          En meta me sorprende mi tiempo, he ido tan lento y fastidiado desde Eteneta (me han adelantado 35 corredores) que pensé que emplearía más minutos, u horas jeje. A muchos los nervios nos juegan malas pasadas, es cuestión de tomárselo con filosofía, el estrés está reñido con el rendimiento en el deporte así que hay que aparcarlo y disfrutar con aquello que amamos. En chicas ganará Oihana Kortazar y en chicos Jokin Lizeaga, qué titanes...

           -Distancia: 21,56km
           -Desnivel: 1578m
           -Tiempo: 2h 30´
           -Posición: 126/319

Jokin Lizeaga batirá el récord de la prueba.

Ohiana Kortazar, leyenda viva del running.
Y por fin meta......

miércoles, 17 de abril de 2013

La Diagonal de Tablato 2011

La Diagonal de Tablato (2701m) surca su cara norte de derecha a izquierda.
Los últimos años, la Diagonal del Pico Tablato (2701m) se ha convertido en un trofeo codiciado para los amantes del esquí "todo-tieso". Este tipo de esquiadores esperan temporada tras temporada  a las mejores condiciones de nieve para descender por algunos lugares de locos, y la Diagonal de Tablato  reúne esas características, aunque también es cierto que se trata de uno de los descensos de este tipo más fáciles del Valle de Tena. Nosotros por contra, nos conformamos con ascender por  estos sitios tan inclinados para después descender a pie. Y eso mismo hicimos hace dos años. Asier y yo nos acercamos desde el Balneario de Panticosa hasta la base y subimos como caracoles por sus rampas de 35-40 grados. Aquella mañana la arista hasta la cima la cubría una especie de granizado que se desprendía hacia los lados y pasamos algo de miedo.

       De regreso sufrimos los inconvenientes de no madrugar demasiado en el bosque sobre el Balneario, y nos hundimos en una nieve asquerosa sobre un terreno repleto de trampas en forma de rocas, grietas y troncos. En una de aquellas, grité tan alto y con tantas palabrotas que a Asier le dio un ataque de risa. Después nos relajaríamos de camino a casa parando en la "Abuela 2", un bar-restaurante de Jaca barato, auténtico y siempre lleno de gente.

El Argualas (3046m) nos da los buenos días.
Un refrigerio a pie de montaña. Al fondo Argualas, Garmo Negro, Infiernos..
Pendientes que van ganando inclinación hasta los 35-40 grados.
Descenso por el mismo sitio.

lunes, 15 de abril de 2013

Couloir NW al Ronglet 2006

Cara Norte del Ronglet (2180m)
 Hace 7 años -jodó cómo pasa el tiempo- mi amigo Pin y yo nos internamos en el invierno del maravilloso Valle de Aspe con intención de hacer el corredor NW al Ronglet. Este marcado corredor visible desde la cuenca de Accous, ofrece una posibilidad facilita de practicar con los dos piolets, y recientemente se ha convertido en objetivo para algunos esquiadores extremos...-jodó por dónde bajan algunos-.

       Aquel finde de mediados de Febrero, Pin y yo nos acercamos hasta en dos ocasiones hasta la base de la montaña tras la aproximación por los bosques y prados de Lapassa. El sábado -en nuestro primer intento- nos equivocamos entre una densa niebla y nos metimos por un corredor ancho que no lleva a ninguna parte, o mejor dicho lleva al paredón imposible de la cara NNW. Así que media  vuelta y a intentarlo al día siguiente con mejor climatología. El domingo volvimos a hacer la aproximación y ascendimos por el corredor correcto sin ningún problema. Lo más inclinado  del mismo son la entrada y la salida. De bajada decidimos hacer un par de rápeles en la soleada y rocosa cara sur de la montaña y así acercarnos por detrás al Col de Ronglet y descender desde éste a Lapassa.

       Aquel mediodía invernal perdí el casco de escalada mientras rapelábamos. En un descuido, el "cacharro" de color blanco se me fue de las manos y comenzó a caer por las gradas de roca hasta parar en la nieve de la base. Y luego no hubo manera de encontrarlo. ¿Se camuflaría entre el manto blanco? ¿Se lo comió la rimaya? Otra mini-historia más del Pirineo.

El amigo Pin en el intento con pérdida del sábado.
Entrada al Corredor.

En el Corredor.
Un crokis de aquella época.

domingo, 14 de abril de 2013

Pico Musales 2653m

Rampas infinitas en la directa a la cima.
 Ir con Asier al monte siempre es guay, él y yo solemos juntarnos y nos desinhibimos con cualquier cosa, aunque nos pare la policía nacional en Jaca para registrar nuestra furgo por ejemplo, porque nunca perdemos las risas y el buen humor, por muchos motivos que haya para echarse a llorar, que los hay, como que algunas personas se pasen de la raya, y no hay mejor cosa que echarse al monte literalmente, y olvidar toda la mierda que flota por ahí.

          Conocí la existencia del Pico Musales (2653m) cuando tenía 16 años, aquel verano hicimos un intento al Balaitous y alguien del grupo habló que una vez había ascendido al Musales. Este pico destaca sobre Sallent formando parte de un cresterío súper-chulo junto a otras cimas como Sanchacollons, Forqueta, o Garmo Pipós, y se presenta como una ascensión invernal o nivosa bastante cómoda desde el Embalse de la Sarra. A nosotros dos nos costará 4 horas y media subir los 1250 metros de diferencia. Asier volverá a cargar contra mí porque se hundirá una barbaridad en la huella que abro, al menos le daré el gusto de que abra los últimos 200 metros de desnivel a través de la directa cara sur. Y en la cima alucinaremos con las vistas, se trata de una montaña muy panorámica; Palas, Balaitous, Cambales, Facha, Sanchacollons, tresmiles de Panticosa, Telera, Retona, Collarada, Escarra, Pala de Ip, Anayet, Midi, Foratata, Arriel...  En el descenso puliremos nuestra técnica de Culo-Esquí descendiendo en poco más de dos horas hasta la Sarra.

Foratata (2341m) súper bonita.

Increíble Sierra de Partacúa, del Telera al Retona.

Poses alpinas.

Punta Escarra (2753m) y Pala de Ip (2779m) a la izquierda de Foratara.

Viento en la cresta cimera.

Vistas muy guapas a la Facha (3005m) y Sanchacollons (2697m)

¡Cima del Musales!

Asier tope de contento, detrás el Palas (2974m) y el macizo del Balaitous (3144m).
El Arriel...

Pasión por el Culo-esquí.

lunes, 8 de abril de 2013

Peyrelue 2436m y Baldetosas 2238m

Cornisas de nieve fresca tras la nevada y el viento de la última noche.
Cuando la alta montaña pirenaica está nevada, aparecen esquiadores y raquetistas de todos los rincones como setas. Los fondos de valle se llenan de huellas de raquetas y las palas amplias de huellas en zig-zag de esquiadores. Algunos seguimos resistiéndonos y seguimos abriendo huella a pie. En mi caso es por dos motivos; porque me rompí hace años el ligamento cruzado de mi rodilla derecha esquiando, y sobre todo porque no tengo tanto dinero como para comprarme esquís, botas y pieles, y seguir haciendo mis viajes y escapadas. Por todo ésto y más continúo subiendo a pie.

        En ocasiones me han dicho que es imposible subir a cimas nevadas del Pirineo en invierno sin esquís, y no es verdad. Muchos han subido, suben y subirán a pie a cimas nevadas del Pirineo. En mi modesto haber y siempre junto a buena compañía, hemos hecho ascensiones invernales a pie al Aneto, Monte Perdido, Perdiguero, Garmo Negro, Collarada, Midi, Anayet, Vignemale y un largísimo etcétera... Si sabemos de antemano que no va a haber huella hecha, bastará con escoger los mejores recorridos que se adapten a nuestras características (lomas, crestas, altitud, sitios venteados...), elegir días o temporadas donde no hay mucha nieve blanda acumulada, madrugar mucho para pillar nieve dura, y echarle valor y fuerza.

        Hace años hacíamos salidas al Pirineo con el Grupo de Montaña Gaztaroa, y en aquellas salidas un montón de gente se relevaba abriendo huella. De aquel tiempo me llevo buenos recuerdos y ascensiones largas y cargadas de nieve, como al Marmoleras, al Marcadau, a Punta Nevera, al Soum Couy... A veces quienes llevaban raquetas se las quitaban para avanzar más cómodamente por la huella abierta por los más fuertes. Otra anécdota; con el grupo de Montaña de Huarte también hicimos ascensiones invernales más recientemente, y en una de ellas al Lurien, de los dos esquiadores y tres que íbamos a pie, uno de los esquiadores no pudo subir a cumbre por cansancio, mientras que quienes íbamos a pie salvamos los 1600 metros de desnivel (1200 de nieve) casi sin inmutarnos. Muchas veces es cuestión de fuerza y fondo, y cabeza,  porque por llevar unos esquís no vas a subir al fin del mundo, y por no llevarlos no vas a dejar de subir a montes nevados.

Peyreget y Midi asoman al amanecer.
Este finde nevó la noche del sábado al domingo unos pocos centímetros de nieve y la zona del Portalet se llenó de esquiadores. En una mañana preciosa y sin viento norte (no como el día anterior en Guara), decido dar un paseo por el sector del Pico Peyrelue (2436m). La nieve polvo cubre un manto perfecto de nieve dura para traccionar con mis botas de montaña, a veces atravieso   superficies duras donde el viento ha barrido la nieve caída, y en otras ocasiones al atravesar alguna vaguada, me hundo hasta la rodilla. Por eso decido ganar metros por la cara oeste del Pico Baldetosas (2238m), sin nieve acumulada, hasta su cima. La visión sobre el macizo de Peyrelue-Ferraturas es revitalizante. Después me uno a la romería de esquiadores que suben al Peyrelue, muchos franceses, que aprovechan una de las últimas esquiadas sobre nieve polvo de la temporada.   Cuando llego a la cima sur de esta montaña me siento en la nieve y miro el paisaje. Me ha costado menos tiempo que algunos que suben en esquís, y a la bajada no me sacarán mucha ventaja porque  empleo la técnica del culo-esquí. En 3 horas subo y bajo 800 metros de desnivel acumulados desde el parking de Espelunciecha yendo a pie. A los escépticos; ¿No veis que no es imposible?

La pirámide del Peyrelue desde el Oeste.

Cornisas en la cima del Baldetosas.

Peyrelue y Las Coroneta (2527m)

Tresmiles de Panticosa y Foratata en primer término.

Feliz con el Midi.

Metros finales a la cima.

¡Cómo me gusta el Culo-esquí!

domingo, 7 de abril de 2013

Peña Amán-Picón del Mediodía-Matapaños

Paredones de acceso a la Ermita de San Martin de la Val d´Onsera.
La Sierra de Guara me tiene enamorado, me encantan los lugares así, son sitios inhóspitos y tranquilos, en ellos hay peñas y cortados donde nidifican un montón de aves, hay barrancos, y hay también senderos equipados y trepadas ¿Qué más se puede pedir si lo que te gusta es saltar como una cabra? Donde vivo algunos montañeros no vendrían nunca a Guara, piensan que es una pérdida de tiempo con el coche, porque por el mismo tiempo pueden visitar otros lugares del Pirineo. Ellos se lo pierden. Los que nunca creerán que es una pérdida de tiempo son los franceses, vienen a Guara muchísimo.

       Me habían dicho que la travesía entre el Picón del Mediodía (1402m) y Matapaños (1534m), y el posterior descenso por la Val dÓnsera, era una de las rutas más chulas de Guara, y después de hacerla al trote (los tramos que te permite hacerlo), le pongo cinco estrellas.

       De inicio decido visitar la Peña Amán (1134m) y desviarme un poco del camino al Picón. Este monte es ideal para correr porque el sendero de acceso es cómodo, aunque luego hay que salvar las clavijas de la cima (muy divertido). Luego me sirvo de un atajo para salir al Collado Solipata y tomar el sendero al Picón del Mediodía (1402m). La ascensión al "Cervino de Guara" se las trae con un pasito en travesía equipado con una cadena, sin embargo es mucho peor el descenso por su cara Este, aquí hay que bajar con cuidado y hay un resalte equipado con clavijas y cuerda que algunos rapelan, como he podido ver en internet. La posterior travesía sobre el lomo de la sierra hasta Matapaños (1534m) pasando por la Peña de Lenases (1434m), es desesperante si tu intención era la de correr, porque la mata de erizón hará tu vida imposible. Pero habrá terrenos peores porque a partir de Matapaños Sur (1507m) navego con mi GPS por el peor terreno que he conocido en mi vida como runner-montañero. El track que sigo debe ser del campeón del mundo de "Jabalí-climber" porque atravieso bojerales cerrados, zonas de erizones y pedreras inclinadísimas. Finalmente llego vivo al Collado de San Salvador, donde está el cruce a San Martín de la Val d´Onsera. San Martín es uno de los rincones montañosos que más me han sorprendido de Aragón y pese al cansancio visito encantado. Para terminar desciendo por el Paso de la Viñeta hacia la civilización, más adelante aprovecho para hacer un alto y hacer amistad con una familia de oscenses súper-majos, y a los que pregunto cosas de la Sierra. Tras 20 kilómetros  y 1850 metros positivos ajetreados aterrizo en el parking de Amán muy contento. La ruta no es muy corrible, se anda más que se corre, de hecho me ha costado 4h50´completarla,  pero el lugar es alucinante. Volveré a Guara, no tengo ninguna duda.

El Salto de Roldán, a la izquierda San Miguel y a la derecha Peña Amán.

Clavijas de la Peña Amán.
Salto de Roldán desde la cima de Peña Amán (1134m)
Picón del Mediodía (1402m), el "Cervino de Guara".
El Paso de la cadena.
Vistas desde la cima del Picón.
La cuerda de la Cara Este.
Matapaños (1534m) a la vista.
"Una delicia" moverse entre erizones...
Tozal de Guara (2044m) desde Matapaños.
Agobiado entre bojes, pedreras y erizones para bajar al Collado de San Salvador.
Peñas sobre Val dÓnsera.
San Martin, ermita troglodita de origen visigodo.
Ruta 5 Estrellas.