sábado, 14 de diciembre de 2013

Oeste al Mallo Cored 2010


Una clásica en los Mallos Pequeños de Riglos.
El Mallo Cored ofrece una de las más interesantes vías equipadas en el mundo de los Mallos Pequeños de Riglos, y no es otra que la "Oeste Clásica" (120m, V). En esta clásica sobre el río Gállego encontraremos la máxima dificultad en la base de la pared, un murito vertical de bolos que algunos aseguran que se trata de 5c. Después, en el segundo largo escalaremos por una chimenea súper-espectacular y expuesta al abismo hasta llegar a un hombro, y afrontar el último largo al sol y bastante fácil.

            En 2010 me acerqué con el amigo Rufo para usar un poquito los gatos y el magnesio, y nos salió una escalada muy agradable al Cored tras calentar en el vecino Mallo Colorado y su vía "Anorexia". Recuerdo que el descenso fue toda una aventura porque con nuestra única cuerda de 70 metros llegamos justos a la sabina de la cara Este, antes del rápel vertical... Una vez en el suelo existe la posibilidad de volver a salir a la cara Oeste a través de un nuevo rápel por una canal en la cara norte.

           Los Mallos Pequeños de Riglos destacan por la relativa facilidad de sus vías normales, sin embargo fuera de las vías muy clásicas, el resto de las paredes ofrecen mala calidad de roca. A resaltar el Mallo Cored, la Aguja Roja y el Mallo Colorado. La apertura a la Oeste del Mallo Cored fue llevada a cabo en 1955 por Montaner, Molina, Díaz y Lacasta.

Inicio del tercer  y último largo.

Rufo en el tercer rápel del descenso.

Imagen del Blog de Gregorio Villarig.
Gregorio junto a Jesús Yarza realizan aperturas a Mallos Olvidados. Estos dos escaladores veteranos tienen la lívido por la vertical aun por las nubes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario