jueves, 5 de diciembre de 2013

La Muerte de Benigno.

Quebrantahuesos sobre las crestas de Bacún, dosmiles al norte de la Garcipollera, precisamente el lugar donde Benigno fue anillado en el año 2000.
(Christian Pau 2012)

La otra tarde tuve el honor de proyectar un pequeño audiovisual en el bar "Errotaberri" de Garralda con el nombre "Una mirada al Pirineo. Begirada bat Pirineora". En el power-point de 35 minutos pude exponer, con retraso eso sí, un montón de fotografías sobre montaña y naturaleza a ritmo de Cat Power, Mikel Laboa o Radiohead, y hacer algunas reflexiones acerca de nuestro Patrimonio Natural y el deber que tenemos como humanos de cuidarlo y mantenerlo para nuestras futuras generaciones, porque nuestros antepasados ya han tenido esa consideración para con nosotros. Y todo iba bien y tal, hasta que tuve el "encontronazo" del día... pregunté a unos amigos de Luzaide sobre la aparición de un quebrantahuesos muerto por heridas de perdigón en Iparralde, y un chico de la zona al que tengo mucho aprecio (quizá me dolió más por eso), me cortó con frases al estilo "qué tanto quebrantahuesos ni que leches" "más valdría preocuparse porque el aezkoano no se extinguiera y no el quebrantahuesos" y demás. Incluso, a la hora de despedirnos me llamó quebrantahuesos entre gracioso e indignado, y yo no supe cómo reaccionar. ¿No es curioso proyectar un audiovisual sobre ecologismo y encontrarse con estas situaciones dos horas después?

            La conclusión del asunto es muy sencilla; ¿tiene la culpa el quebrantahuesos de que el aezkoano esté jodido por la Administración? ¿Tiene la culpa este ave que se alimenta de huesos, de que el sector primario del mundo desarrollado esté tan mal? ¿Tiene la culpa de que una vez más hayan dejado a la región sin ambulancia como ha ocurrido recientemente? ¿Que haya Programas de Conservación del Quebrantahuesos no es positivo? ¿Que se hagan cosas bien y otras mal significa que haya que criticar las cosas que se hacen bien desde los afectados de las cosas que se hacen mal? ¿Estamos chalados o qué demonios nos pasa? Por poner un ejemplo, es como si los afectados de la Hepatitis C se quejaran y menospreciaran a los enfermos de cáncer de Mama porque tienen mejores y más efectivos medicamentos, y ellos todavía no.  Mi amigo confunde el tocino con la velocidad, y los morritos de Cármen de Mairena con el Bosón de Higgs o la Partícula de Dios. "Al aezkoano no solo le debe cuidar la Administración, que también, sino que se debe cuidar a sí mismo", le contesté. Sino queremos ni mimamos a Aezkoa y todo lo que le rodea (naturaleza, costumbres, cultura, etc) sí que estaremos jodidos. ¿Algunos qué narices desayunan? A parte creo que hay algo muy importante a la hora de conservar y defender nuestros pueblos y de lo cual no se habla mucho en ellos, y es la universalidad del problema al que nos enfrentamos. El éxodo de pueblos a ciudades y el deterioro de las zonas rurales es un problema a escala planetaria en los países del Primer Mundo, y si no miramos más allá de nuestro ombligo y unimos fuerzas con otras regiones rurales; Game Over.

"Benigno" herido de muerte.
Imagen de Seo/Birdlife.

El pasado día 24 de Noviembre un controlador ferroviario de la línea Baiona-Donibane Garazi, encontró en un lateral de la vía, cerca de Ossés y a 30 kilómetros de su área de campeo en el Monte Alduide (¿A alguien le suena?), al quebrantahuesos llamado "Benigno" desnutrido y con hipotermia, y con 6 orificios de perdigón en su cuerpo (se estima que los disparos se produjeron a una distancia de 40 metros). El ejemplar fue llevado al Centro de Recuperación de Hegalaldia, en el pueblo de Ustarriz, y allí no pudieron hacer nada por salvar su vida, muriendo dos días después.

           "Benigno" es uno de los ejemplares marcados por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en Aragón  en el año 2000 en la Garcipollera. Se le puso el nombre de "Benigno" en honor al gran divulgador ecologista Benigno Varillas, periodista y naturista de Asturias, presente cuando se produjo el marcado del animal. Hay que recordar que la Garcipollera es un valle despoblado de Jacetania, testigo de la muerte lenta del Pirineo y de sus pueblos. ¿Una coincidencia con Aezkoa? "Benigno", tras la Dispersión Juvenil propia de la especie, decidió quedarse de manera estable en el Monte Alduide (100km al oeste, en el Pirineo Navarro) junto a un ejemplar hembra de gran tamaño, en el año 2007. Juntos se dejaban ver bastante a menudo en las cercanías del bonito monte Tiratún, sobre Biskarreta. Era un ejemplar muy sociable, acostumbrado a recibir comida de quienes velan por el Programa de Conservación de la especie. (La comida que reciben en épocas difíciles proviene de mataderos y consta de patas, orejas y pellejos de animales sacrificados.)

            Respecto a la Dispersión Juvenil que protagoniza este ave, diremos que es posiblemente una de las etapas más críticas de su ciclo vital. Con una edad de 4-5 años practican movimientos y vuelos de gran recorrido. Un ejemplo alucinante son los súper-vuelos que se pegan algunos individuos andaluces de las sierras de Cazorla y Segura hacia Pirineos o Pico de Europa. En dos días cruzan España. Los ejemplares pirenaicos son más sedentarios.

El Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), es una de las 16 especies declaradas en peligro de extinción en Navarra. Otras especies son el Oso pardo, la Nutria, varios murciélagos, la avutarda, el Urogallo, etc.
El Quebrantahuesos es el único ave osteófaga de Europa, es decir que se alimenta de huesos, que ocupaba buena parte del continente hasta que el aumento de la presencia humana la arrinconó en unas pocas cordilleras. Puede llegar a tener una envergadura de 2,8 metros y pesar 7 kilos, y llama la atención su iris del ojo inyectado en rojos. En Navarra había dos parejas en 1984 y en la actualidad se cuentan siete, algunas compartidas con Francia o con Aragón. Uno de los mayores problemas de este tipo de aves es su sensibilidad en el proceso de Reproducción, así como la lentitud en poner los huevos. Recibe su nombre por la costumbre de remontar en vuelo los huesos que está comiendo para dejarlos caer desde las alturas y así romperlos contra el suelo. Esta practica no la utiliza para comer el tuétano como la mayoría de la gente piensa, sino que es para partir el hueso en piezas más pequeñas para su digestión (puede llegar a tragar hasta trozos de 20 cm de longitud). El 75% de su dieta entonces es hueso, y el 25 restante es pellejo y restos de carne. En ocasiones puede remontar caparazones de galápagos muertos para estrellarlos contra el suelo (En Navarra encontramos dos tipos de Galápagos; el leproso y el europeo).

             Otro dato que ayudaría a la preservación de esta especie emblemática carroñera es que a diferencia del buitre leonado, que ha protagonizado ataques a ganado vivo, el Quebrantahuesos "no se mete" con nadie. Cuando otros animales como buitres leonados, córvidos, o pequeños mamíferos, han dado cuenta de un animal muerto, los quebrantahuesos acuden para comerse los huesos. Ni siquiera mete la cabeza en cuerpos de animales muertos, al tener plumas por toda la cabeza. Obviamente con esto no quiero decir que el buitre leonado sea malo y haya que dispararle, sino que la gestión que se ha hecho de este ave carroñera es más que dudosa. ¿A que es más fácil disparar a un animal indefenso que dar la espalda y no dar el voto a quienes gestionan el problema de los ataques a ganado? El gran problema que puede tener "el Quebranta" es su aspecto y tamaño parecidos con el buitre, y no sería la primera vez que se asesina a uno de estos, queriendo matar a unos buitres.

Quebarntahuesos envenenados en Andalucía hace un año.

Ficha de "Benigno"
(www.quebrantahuesos.org)

  En mi caso, varias son las ocasiones que he podido disfrutar del vuelo de este gran pájaro. Ocasiones que he guardado tanto en el disco duro de mi cabeza, que aun me sorprendo cuando alguien lo ataca con perdigones o con malas palabras en la sobremesa de una cena, como me ocurrió en Garralda. Nunca olvidaré cuando descubrimos a un ejemplar adulto salir de su nido-agujero en Peña Rueba (Riglos), mientras nos acercábamos a realizar la vía Ferrata de "Varela Portillo" en 2009, o cuando recorrí las Gargantas de Escuaín de Ordesa en 2011, lugar donde se concentra una de las mayores colonias de Quebrantahuesos de Europa. Tampoco olvidaré el momentazo de descubrir a uno de ellos rompiendo huesos entre Peña Larraza y Arnaia sobre Isaba. Se trata de una de las aves más grandes que nos sobrevuelan, y no "se mete con nadie", testigo mudo de cómo nos estamos cargando el planeta, volando erráticos y solitarios, para encima recibir un tiro o los desprecios de los ignorantes.

              Un saludo a la Eskola de Garralda, que ya me han chivado de que siguen este blog en la asignatura "Conocimiento del Medio". Gero Arte!!


3 comentarios:

  1. Lástima lo de Benigno. Y más lástima aún el poco respeto que tenemos por el resto de los seres vivos... :(
    Creo que coincidimos el finde pasado en un bar de Jaca, pero como no estaba seguro, no dije nada. La proxima. Jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sin esa ave volando en el cielo, la Aezcoa y el Pirineo es un poquito más pobre. Todos perdemos. Es triste que muchos no nos demos cuenta.

    Magnífica entrada Christian, ¡Buen trabajo!

    ResponderEliminar
  3. Gran entrada Christian, mi moza Sol y yo somos grandes amantes de esta ave, diría que es una de nuestras grandes pasiones, básicamente casi todas nuestras excursiones por el pirineo tienen como objetivo la observación de esta magnifica ave, tomando notas,observando comportamientos y ciclos y la verdad que la muerte de Benigno nos apena sin duda, pero lo que mas nos apena es el comportamiento humano, asi no vamos a ninguna parte, una autentica lastima y mas si cabe viniendo de una persona joven, eso es aun mas preocupante.
    un saludo

    ResponderEliminar