viernes, 22 de noviembre de 2013

Normal a la Aguja Roja 2010

Mallos de Riglos desde Peña de Don Justo. La Aguja Roja destaca por su perfil de remolacha. (Foto de 2009)
Cuando uno tiene unas ganas terribles de escalar en Riglos, y no tiene el nivel suficiente para encaramarse a los Mallos Grandes, siempre existirá la opción de acercarse a los Mallos Pequeños, que de pequeños no tienen nada, y probar en ese tipo de roca tan peculiar y llena de cantos redondos que hay en la orilla izquierda del río Gállego. En 2010, Iñaki Hualde y yo nos acercamos a Riglos con intención de trepar en un par de los Mallos Pequeños, y después de conocer la panorámica cima del Mallo Colorado, tras escalar la vía "Los Kilos te sientan tan bien", dirigimos nuestros pasos y nuestra mirada hacia la "V" gigante que forman la aguja Gómez Laguna y la súper-chula-que-te-cagas Aguja Roja. Tengo que decir que la Aguja Roja es uno de los "pepinos" por antonomasia del Pirineo y de sus zonas de influencia, y tiene la mala suerte de rivalizar por proximidad con esos otros "pepinos" de Riglos tan famosos como el Mallo Fire, el Pisón, o la Visera, que sino.... Al principio se le llamó "la Remolacha" y a su vecina Aguja Gómez Laguna como "el Pimiento"porque sus formas recuerdan a ello. En esta macro-huerta de pepinos, pimientos y remolachas, solo faltó llamar al cercano monolito de "el Hijo" algo así como "la Cebolleta".

        Al final, la escalada de cuatro largos a través de su vía normal  fue una gozada, ésta no supera el 5a y los largos primero y tercero recorren dos chimeneas muy bonitas. Disfrutamos una barbaridad y maldecimos en su cima la ocurrencia de no haber llevado cámara de fotos.... "Tranquilo Iñaki, cuando volvamos para escalar otra de sus vías, entonces sí que sacaremos unas fotografías".

         Quienes sí han sacado buenas fotos y grabado un vídeo muy guapo de este mundo vertical de Riglos, han sido los belgas Nicolás y Olivier Favresse, junto a su compatriota Sean Villanueva, y a las órdenes del cineasta y uno de los mejores fotógrafos de escalada del Planeta, Ben Ditto (nombre comercial religioso?). Estos chicos poseen la peculiaridad de cargar con instrumentos de música mientras escalan paredes imposibles por medio Mundo, y después dan un concierto desde allí arriba. Por cierto, son tan buenos con la escalada, también con la música, que en 2011 les dieron el Piolet de oro, el galardón más preciado del universo eskalatzaile, por una expedición vertical en Groelandia. Esta vez colocan su hamaca y hacen uso de su mandolina y bandeón mientras tocan y cantan la canción "Don´t Worry be happy" para un anuncio de Vodafone, y el resultado es fantástico, aunque hagan publicidad para una marca que en realidad no la necesita (son el segundo mayor operador de telecomunicaciones del Mundo con 439 millones de clientes). Si todavía no lo habéis visto, pinchad aquí. No os defraudará.

Normal a la Aguja Roja (V-,120m) A su izquierda la Aguja Gómez Laguna.
(Foto de 2010 desde el Mallo Cored)

Una vía asequible para iniciarse en Riglos.
Sean Villanueva le canta al aire puro del Pirineo, ooouuh yeahhh!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario