martes, 29 de octubre de 2013

Barranco de Kakoia y Cima de Goñiburu

Cascada en el Barranco de kakoia.
Años y años, de niño y adolescente, recorriendo a pata la orilla derecha del río Irati para adentrarnos o salir del gran bosque del mismo nombre, desde Orbaizeta, y siempre mirando de reojo las peñas del monte Goñiburu cayendo en un caos de vegetación y piedra sobre el Barranco de Kakoia, y nunca nos habíamos adentrado en este rincón recóndito y hermoso. Eso sí, hace doce o trece años, hice un intento tímido de acercarme  hacia el barranco desde la Presa de Irabia, bajando algunos metros por la orilla del Irati, pero nada, y en 2007 conocí de boca de unos salazencos, la existencia de un sendero que desde Plaza Beunza subía a un Portillo y desde éste bajaba al Barranco de Kakoia, un lugar apartado que conocen los cazadores y los forestales, pero desconocido para la inmensa mayoría. Y en este otoño, llegó el día de conocerlo.

          Hay que aclarar que en Internet no existe apenas información de este valle de Irati y de sus cascadas, tan solo alguna pincelada, sé que ha habido senderistas que han dado la Vuelta a Aezkoa por sus mugarris y algunos me han hablado maravillas de este rincón, muga entre Aezkoa y Salazar. El hecho de que un lugar tan chulo, con tanta historia además, no sea divulgado, ni sea poseedor de caminos normales, puede llevar a formularnos varias preguntas; ¿es una estrategia medioambiental-proteccionista interesada por ambos valles y/o el Departamento de Medio Ambiente (ya me extraña)? ¿Es un lugar reservado de alguna manera por los autóctonos para la caza, la recogida de hongos y la tranquilidad, y no el turismo (vete tú a saber)? ¿Se conserva como zona casi neutra de no-agresión por ser muga entre Aezkoa y Salazar (valles poco avenidos en lo que a Irati y sus fronteras se refiere)? Y lo que parece más probable, ¿Es su acceso tan complejo lo que hace que se mantenga tan aislado?

Embalse de Irabia.

Extensa red de recorridos balizados para btt. La ruta número 7 visita el Embalse de Irabia.

Hiedra gruesa que "repta" por un haya.

¿Qué significado tiene el nombre de Irati? Iratze significa "helecho", Irabia "camino del helechal", Iradi "helechal", Iramendi "monte de helechos", Irastorza "abundancia de helechos", Irate "paso entre helechos", e IRATI "multitud de helechos" (http://euskalikurra.blogspot.com.es/)


"Polideportivo y Gimnasio Irati"

Ainara y yo, este domingo pasado, tenemos la ocasión de acercarnos a Kakoia por el sendero balizado con pintura amarilla por cazadores y forestales que parte de la pista de Plaza Beunza, a la altura de un pequeño raso ocupado por una plantación de tubex. Detrás de unos brotes jóvenes de haya arranca esta pequeña joya de camino señalizado, a imagen y semejanza de aquellos que existen en las Malgorras o Akerreria. En este mar de hayas y abetos que es Irati, cuando no hay pistas forestales ni senderos balizados para el turismo como referencia, aparecen este tipo de alternativas. Obviamente, no son senderos muy pisados y siempre se pisa una ruidosa alfombra de ramas y hojarasca. Poco a poco, vamos siguiendo las marcas de pintura amarilla hasta llegar a una sucesión de hondonadas que atravesamos para aterrizar en el mágico Portillo de Kakoia. Un árbol pintado con la palabra "Portillo" sirve de referencia. Una atractiva opción sería subir desde el Portillo a la cima de Goñiburu directamente por el borde superior del Barranco. A continuación, la senda desciende al Barranco de Kakoia a media ladera por debajo de unas peñas, hasta llegar al rincón "cinco estrellas" del lugar, una cascada súper bonita y con unas misteriosas ruinas en su base. ¿Una ferrería? ¿Un molino? ¿Quizá la vivienda anterior de Basajaun y Basandere? En Orbaizeta, una  fuente nos habla de la Serrería de Gaspar, un tipo de Villanueva de Aezkoa. También, otra buena fuente de Salazar, me cuenta que alguna vez hubo una ferrería que fabricaba aros para barricas de vino. ¿Sirvió este rincón para uno de estos menesteres? 

         El vallecito es curioso porque, aunque se acabe la pintura amarilla, se adivina una especie de camino y continuamos, y podemos ver listones de madera que servían para atravesar arroyos. Nosotros continuamos ascendiendo por el fondo del barranco observando los destrozos provocados por las crecidas del agua, y los innumerables carteles de delimitación de coto de caza, tanto en el lado salazenco como en el aezkoano. "Que quede claro que mi coto termina aquí y el tuyo comienza allí." 

        Para salir del Barranco por arriba hay que trepar allí donde se estrecha, que es donde se acaba en el sentido de la subida,  lógicamente cuando sea época de riadas será un paso impracticable. El rincón es chulísimo porque la veta de piedra caliza que cae del monte aezkoano de Auztarri, es la misma que después sube hacia la cima salazenca de Goñiburu, ni siquiera el agua ha podido romperla. ¿No veis cómo hay cosas que nos unen? La muga entre los dos valles continúa elevándose hacia los pastos de Abodi en forma de piquetes y alambre de espino y recorremos parajes muy bonitos repletos de galampernas, azafrán silvestre y boñigas de vaca aezkoana. 

Rematamos la excursión subiendo a los hombros de Goñiburu y disfrutando de su visión infinita sobre el Bosque de Irati. 


Pintura amarilla para señalizar. A la izquierda Portillo de Kakoia, a la derecha Pista de Plaza Beunza.

Hondonada alargada en la cara norte de Goñiburu que nos lleva al mágico Portillo de Kakoia.

Sima vallada cerca del Portillo de Kakoia.

Uno de los problemas medioambientales que ha tenido Irati como macro-huerta de hayas y abetos, ha sido que aquello que no fuera haya o abeto se cortaba. Actualmente hay otras políticas a favor de la biodiversidad y la riqueza natural.
En la imagen, un tilo "protegido y señalizado con cinta de obra"

Postales otoñales desde el portillo de Kakoia hacia el barranco y la montaña de Auztarri (piedra de cabras).

Descendiendo al fondo del Barranco. 

¿Restos de la antigüa serrería de Gaspar de Hiriberri? ¿Haría aros de barricas de vino?

Preciosos Txokos.

Agua...

La Regata de Kakoia hace de frontera entre Aezkoa y Salazar. En la fotografía las hayas de la derecha son aezkoanas y la peña de la izquierda salazenka.

Viejos caminos y pasarelas de madera en el olvido para atravesar los arroyos.

Colores de Octubre en Irati.

Luz de Otoño cada vez más oblicua.

¡Kaixo!

Hay que trepar un poquito.

La laja de roca caliza que "une" Salazar y Aezkoa.

Hayas que alargan sus brazos...

Galamperna de cuatro tenedores.

Cima de Goñiburu (1464m) y a gozar...

Yesqueros de colores.

Tirando de GPS un poquito para navegar por la cara norte de Goñiburu.

¡Kuku!

13 km y 1050m+

2 comentarios:

  1. ¡¡Buen paseo para soltar las patas después de la paliza del Sábado!! Y como siempre una crónica bien documentada y muy interesante. ¡¡Muchas gracias!!

    ResponderEliminar