miércoles, 26 de junio de 2013

Tourmalet y Aspin

Último kilómetro del Tourmalet espectacular.
              <<Jon majo, estoy cansado de conducir, me quedo en Bagneres de Bigorre, aun hay trozo hasta Saint Lary, salimos muy tarde a hacer monte por el cierre de la carretera por la Quebrantahuesos y se me ha hechado el tiempo encima. Mañana subiré al Tourmalet.
            <<Te entiendo, nosotros mañana subiremos a Lacs y después a Piau Engaly. (Las inundaciones de los últimos días han hecho estragos en Luz St. Sauver y causado la muerte de dos personas, el Tourmalet está cerrado por esta vertiente, así que Jon se vio obligado a trasladar el Stage que iba a celebrarse en esta localidad a la vecina Saint Lary.)
            <<Me fastidia porque me gustaría volver a ver a Paco Portero, Antxon, Balta y a Carmen, pero es que estoy cansadísimo y mañana tengo ganas de Tourmalet. Además ya subimos a Lacs hace quince días...
            <<No pasa nada, te entiendo, sube al Tourmalet y después diviértete por el Aspin, ya verás qué bonito.
            <<Bueno Jon, ya nos veremos pronto.
            <<Descuida, tengo preparadas unas sesiones de fotos fenomenales para Pedalier.
            <<Vale, osea que voy depilándome...
            <<Ya hablaremos.
            <<Aio.

La mañana del Domingo amanece lloviendo y hago la ascensión al Tourmalet con una mochila llena de ropa seca para cambiarme en su cima. Tras unos kilómetros de fogeo, la carretera se empina hasta alcanzar los dos dígitos en la rampa de acceso a la Mongie, después también es duro pero subo animado por el espectáculo de la nieve y la emoción de coronar este gigante. En la cima hay dos gendarmes avisando que el otro lado está cerrado. Y en el descenso me empapo tanto que aterrizo entumecido en el coche. Pues nada, calefacción y a secar ropa. Después subo como un cohete al Aspin entre nubes amenazantes, pero con mejor tiempo que en el Tourmalet. A la bajada voy tan animado que en Lac de Payolle decido subir a Hourquette d´Ancizan, pero como llevo bici retro y siempre me pasa algo con ella ¡CATAPRÁS! se rompe la sirga del cambio trasero en cuanto subo piñones para afrontar las primeras rampas. Ala, pues para el coche y no se hable más, lástima porque hoy tenía buenas piernas pese al mal tiempo.

              Desde que descubrí eso que llaman "Entrenamiento cruzado" tengo unas ganas locas de subir un montón de puertos famosos. Eso sí, ya es hora de pensar en agenciarse una bici nueva.

Tras hora y media de lluvia y pedales ,el cartel del alto ante mis ojos. ¡Qué contento!

A esta Pinarello reto le voy a coger mucho cariño.

En Aspin hará menos frío.

60 km y 1935m+.

No hay comentarios:

Publicar un comentario