lunes, 10 de junio de 2013

Saint Lary Escapada Shimano (1ª Parte)

Saint Lary y la espectacular cara norte del Arbizón (2831m)
Mi amigo Jon Beunza sigue currándoselo en SR Events, y continúa con la organización de los magníficos Stages de varios días en el Pirineo de los últimos años, eventos que sirven para hartarse a subir puertos míticos del Tour, y alguna que otra sorpresa. Cuando hace poco me sugirió venir al de Saint Lary para ascender algunos Cols no pude decirle que no, aunque aun quedara fresco mi "barraboummm" del año pasado en Hautacam, además venían Ángel Mari y Gorka Beunza (toma ya!), y aunque no hubiera andado nada sobre bici desde noviembre, confiaba en mis entrenos corriendo por el monte. Así que "no problem", cogí mi hierro retro-pinarello le puse cubiertas nuevas, le compre portabidones nuevo (2,95 euros) y me dispuse a acostumbrar mi culo al sillín como sino hubiera un mañana. 240 kilómetros en tres semanas y listo. La primera noche en Saint Lary dormí mal por los nervios. Al menos fui astuto y dejé que el Viernes se machacaran en Aspin, Tourmalet,  Ansizan, y Pla d´Adet para irrumpir en la etapa del sábado.

              
Carretera a Arreau. ¡Qué puto tiempo!

Trashumancia nor-pirenaica, todo un espectáculo.
La gente que viene a estos Stages es gente fuerte que colecciona marchas cicloturistas y epopeyas alpinas, alguno incluso ha corrido en amateurs, además dirá Jon que en este Stage de Saint Lary  el nivel general ha sido el más alto que ha conocido en la historia de los Stages SR Events, pero claro, lo dirá después, porque al principio me asegurarán los Beunza que hay gente tranquilota que sube al tran-tran y que forma grupetos y eso. Pero en cuanto el sábado subimos Peyresourde en medio de la gota fría a toda velocidad, ahí me entró el acojono. Viendo los gemelos de la gente, sus bicis de 7-8 kilogramos, sus relojes que dicen cuantas calorías gastas y cuanto porcentaje de las mismas son de grasa y etcétera etcétera, casi sufro un perrenque. Al menos había cosas para el optimismo; pese al frío la mente se distraía con un rebaño de ovejas tuneadas o con el ir y venir de Gorka, el fotógrafo oficial. Entonces llegó el milagro, cogí un gel de cafeína de la furgo de Ángel Mari, me adelanté en la bajada hacia la base de Val Louron-Azet para tranquilizarme, me lo tomé en sus primeras rampas y subí como un tiro mientras el cielo se abría. ¡Lo qué es el coco! Para coco, los de Iñigo, el ginecólogo, y el colega de Madrid que siguieron a Balés desde Peyresorde, porque a estos máquinas lo que no pase de 3000 metros acumulados es una etapa llana. Faltaba Paco Portero...

                Tan maravillados estábamos por el efecto "Gel de cafeína", que nada más regresar a Saint Lary, cuatro nos animamos a rematar la jornada con la ascensión a Pla d´Adet. Lo mío fue por ignorancia, porque malentendí de labios de Jon que esta ascensión era corta, y porque a simple vista eso parecía; una recta a la derecha, otra a la izquierda y ya está, cuando realmente son 11 kilómetros, cuatro de ellos al 10%, hasta los 1680 metros de altitud de la estación de esquí. Los compis fenomenal, subí junto a un ciudadrealeño que en vez de ciclista parecía motorista de lo fuerte, un chico de Madrid muy majo, y el amigo Balta que ya conocía del año pasado de Luz St Sauver. Balta es un enfermero de Madrid muy majo que le acompaña su mujer Carmen en estas marchas, que también es muy maja. Y qué decir de Paco de Ubrique, el tío ya subió a Pla d´Adet el jueves por su cuenta, el viernes tras Ansizan se quedó en el hotel viendo cómo el resto de la manada subía este puerto, y el sábado tras Peyresourde y Val Louron-Azet de nuevo al hotel, con su salado acento gaditano, y qué poca agua bebe el cabr... además es una máquina. (Continuará....)


Peyresourde, un collado mágico y retro.

Gorka Beunza, el fotógrafo oficial, le dije que posara malote para la foto y se pasó cuatro puertos.

¡Abre el tiempo! Nos vamos para Val Louron.

No muy duro, pero espectacular.

Jon y Balta, cicloturismo de calidad en el s.XXI

Con Súper-Paco de Ubrique.

Foto de grupo.


Yeeeeeeeeeaaaaaah (Foto Gorka Beunza-Pedalier)

Algunos decidimos alargar la etapa hasta Pla d´Adet. Su p.... madre, qué duro.

85km y 2500m+

Gorka o saca fotos, o ensaya para su súper-grupo "La Prima de Riesgo"

2 comentarios:

  1. Muy bueno el Post, Christian, fué una mañana increíble, hubo de todo, lluvia intensa, espectáculo de transhumancia, fatiga, frío, paisajes inolvidables, locos del patín y colofón soleado en un puerto con sorpresa y con fotografía para guardar.
    Un placer, Pau, sobre todo la subida a Place d'Adet.
    Un abrazo. Balta

    ResponderEliminar
  2. Gracias BALTA, recuerdos a Carmen, ya coincidiremos!!! Un abrazo

    ResponderEliminar