lunes, 22 de abril de 2013

Urnietako Mendi Lasterketa

Carrera rompepiernas.
Primera carrera del año en Urnieta,¡y qué carrera! Media maratón para subir y bajar casi 1600 metros por terreno súper-empinado, una prueba rompe-piernas para tomársela con calma. La salida desde el barrio de Xoxoka se las trae, "..., hiru, bi, bat, ¡aurrera!" y los primeros casi dos kilómetros son en bajada, así que se va a gran velocidad y hay un montón de nervios flotando en el ambiente. Los primeros kilómetros son electrizantes y la primera ascensión a Onddi no sirve todavía para aplacar al personal y se sube a mil por hora.

         En su cima me asusto un montón de cómo van mis piernas, las noto súper-duras y de alguna manera ya me hago a la idea de que voy a pasar miserias, hoy no es mi día. ¿Tendrán la culpa los nervios? ¿Habré hecho el burro los primeros metros? Voy tras la estela de la gran Uxue Fraile y a partir de este momento aflojo para intentar quemar etapas poco a poco. En el collado de Zuloeta hay tanta gente animando que da gusto atravesarlo corriendo, pero en el primer avituallamiento sólido voy tan nervioso y preocupado por el estado de mis gemelos que no disfruto, ¡y aun estamos en el kilómetro 7!. Después recupero sensaciones subiendo a Adarra, aquí cojo la estela de un grupito de corredores y subimos tran-tran. En el avituallamiento de Eteneta sin embargo, me hago a la idea de que tendré que hacer la segunda parte de la carrera tranquilamente y tomármelo con calma porque mis piernas continúan acartonadas. Las kilómetros pasan muy lentamente en el terreno técnico de Zaburu y en el repecho de Onddo antes de enfilar la bajada a Besabi. En esta bajada sufro los primero calambres y en los avituallamientos de Usabelartza y de Ur Depositoa lleno mi depósito de plátanos y bebida isotónica para contrarrestarlos.

Bonitas montañas.
Y tras el kilómetro 18 llega "la encerrona"; marcho junto a la cuarta clasificada en mujeres y ambos nos sorprendemos de los repechos que se suceden uno detrás de otro en el entorno a Besabi. A mi me da la risa y a los que animan en los orillos también. El que diseñó el recorrido quiso darle un puntito de dureza, pensaría que bajar a meta y ya está, no era suficiente. Mecagüen... Al loro con el repecho del campo y con el repecho de hormigón de después.... La gente nos anima por nuestro nombre y yo no sé porqué cojones saben nuestros nombres, después caigo en la cuenta de que llevamos escrito el nombre en el dorsal jeje

          En meta me sorprende mi tiempo, he ido tan lento y fastidiado desde Eteneta (me han adelantado 35 corredores) que pensé que emplearía más minutos, u horas jeje. A muchos los nervios nos juegan malas pasadas, es cuestión de tomárselo con filosofía, el estrés está reñido con el rendimiento en el deporte así que hay que aparcarlo y disfrutar con aquello que amamos. En chicas ganará Oihana Kortazar y en chicos Jokin Lizeaga, qué titanes...

           -Distancia: 21,56km
           -Desnivel: 1578m
           -Tiempo: 2h 30´
           -Posición: 126/319

Jokin Lizeaga batirá el récord de la prueba.

Ohiana Kortazar, leyenda viva del running.
Y por fin meta......

2 comentarios:

  1. Vaya carrera dura dura, ese desnivel para una media es brutal¡¡¡, de todas maneras a pesar de los nervios y de los calambres el tiempo es muy bueno
    Enhorabuena y un saludo

    ResponderEliminar