domingo, 13 de enero de 2013

Cueva de Laminatitur

Entrada a Laminatitur.
 Recorrer la Cueva de Laminatitur es una actividad ideal en caso de mal tiempo, dentro la nieve y el viento no molestan, vasta con aparcar en la última curva a izquierdas antes del Puerto de Urbasa y ascender los 50 metros de desnivel que la separan de la entrada de la cavidad. Nada más entrar, una rampa de barro resbaladiza es el primer obstáculo, enseguida la galería principal se divide en dos, la variante de la derecha es la que hay que seguir hasta una gatera en "S" muy chula. Aquí Asier utiliza su mochila de barranquismo para cubrir un charco que nos mojaría al arrastrarnos, la gatera es estrechísima y nosotros que somos flacos pasamos algo justos. Después se atraviesan varias salas hasta llegar a una colada resbaladiza donde hay instalada una cuerda fija para remontarla, y así llegar al nivel superior donde hay una sala repleta de espeleotemas. De vuelta, nosotros montamos un rápel para salvar la colada resvaladiza por una cavidad superior. Este rápel no es necesario pero nosotros lo montamos para practicar un poco con la cuerda estática.

         Un momento que me gusta mucho en la espeleología es cuando uno sale al exterior y el olor del bosque le golpea en la cara, hoy huele a nieve, barro y hojas mojadas. Asier parece contento, tanto que me pide una foto de los dos en la entrada con nuestras ropas pringadas de barro. ¿No es una idea genial conocer algunas cuevas cuando el mal tiempo no deja hacer otras cosas?

Nieve en Urbasa.
Hayedo invernal.
Una foto de dentro hacia afuera.
Galerías anchas y pasos estrechos.
La Gatera en "S" Justito para pasar.
Más pasos estrechos.
Rápel no obligado en la Rampa de la cuerda fija.
Asier es gran aficionado a Barrancos y Cuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario