jueves, 27 de diciembre de 2012

Qué Recuerdos: Marchando una de Vermut 2011

Cara Este del Culivillas, el corredor tiene 250 metros.
Hace dos inviernos el amigo Pin tenía ganas de una escapada relámpago al Pirineo para pinchar con los dos piolets y así acabamos en el Culivillas (2545m). La vía "Marchando una de Vermut" (AD, 250m) de la cara Este recorre un corredor oblicuo y escondido sobre las pistas de esquí de Formigal, para su aproximación vasta con remontar todo el circo de la base desde el aparcamiento de Anayet. La peculiaridad de este itinerario es que  no es completamente visible hasta que no llegas a la base, y aquel día tuvimos que ascender 450 metros de desnivel por una nieve blanda y profunda para llegar a la misma.

       Tras pertrecharnos de piolets, crampones y casco, Pin inició el corredor con algunas dudas, y es que la pequeña travesía de entrada estaba delicada por la gran cantidad de nieve inestable que la cubría. La primera mitad tiene una pendiente constante de 50 grados pero disminuye luego a 45. Los últimos metros decidimos salvarlos hacia la izquierda hasta llegar a una especie de rimaya en la base de la cresta, antes de afrontar la cornisa por un murito de 60-65 grados. "Marchando una de Vermut" fue abierta en 1986 por Julio Armesto, Dave, Fernando Guzmán y Derek Walker y se trata de un corredor que en ocasiones excepcionales es utilizado como vía de descenso por esquiadores extremos.

        Aquella mañana de Febrero continuamos la actividad descendiendo hasta la base de la cara NE del cercano Pico Royo (2429m) y remontando el corredor de acceso a esta cima de Formigal (PD). Después nos aburrimos de abrir huella en el descenso sobre nieve-costra hasta llegar a las pistas. El Pico Culivillas ofrece otras posibilidades muy interesantes y más difíciles para el doble piolet en la cara norte.

       Feliz 2013


El Pico Royo domina las pistas de Formigal.
Allí donde acaban las pistas de esquí comienzan las grandes pendientes.
Cara Norte de Culivillas.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Turrón Skyrace

Muñeco hecho con turrón.
 Por Navidades a muchos nos gustaría dormirnos la noche del 21 y despertar la mañana del 7 de Enero, no sé, siento cierta aversión por estas fiestas, y cada año va a más; que si el Sorteo de Navidad y los niños de San Idelfonso gritando "miiiiiiiil euuuuurooooos", que si la cena de nochebuena, que si  nochevieja, que si los reyes magos, no sé, cada año le tengo más manía. Son fiestas que pueden venir bien si eres un niño y te dan un montón de juguetes, también si tienes el lujo de trabajar y te dan unos días de fiesta. Muchas personas pensamos que son unas fiestas que invitan al consumismo y a la glotonería más salvajes, recuerdo que el único momento del año que soltaba el botón del pantalón era en la sobremesa de Navidad. Además, el buen rollo y el amor hacia los demás de estas fechas ¿no podría durar todo el año?, porque la crisis económica que vivimos es resultado de todo lo contrario, ¿no? ¿De qué vale colaborar en actos benéficos en Navidades si después das tu voto a partidos políticos que quitan las ayudas a la dependencia, con la de dinero que mueve España? ¿Mala repartición? ¿Es verdad que el 83% de la riqueza del país la tiene el 10%? La Navidad parece un alto al fuego.

            Aún así, hay cositas por estas fechas muy chulas, hechas de corazón, como la "Turrón Skyrace", una Carrera de Montaña organizada por "Tiempo Finito" de Huesca que celebramos ayer,  una cronoescalada al Pico del Águila (1619m) con un fin solidario; recaudar fondos y alimentos para el Banco de Alimentos de Huesca, entidad social que abastece comedores sociales en toda la provincia. Así entonces,  parte de la inscripción irá para este fin,  además se donará el peso de los ganadores en alimentos no perecederos y se establecerá un punto de recogida de alimentos, el cual se llenará de muchas bolsas. Para quien lo desee existirá la posibilidad de hacer el recorrido a pie tranquilamente en la modalidad "Andarines."
       
4,65km y 715 metros de desnivel positivos.

Yo salgo a las 11h 04,  ¿y tú? A las 11h 21. ¿No me doblarás, no?
 La cronoescalada arranca en la antigua hospedería de Arguis y los 53 corredores inscritos partiremos cada medio minuto a partir de las once, sin embargo los andarines salen hacia arriba media hora antes y aquí me despido de Ainara, la cual lleva dorsal y todo, la campeona salvará los 715 metros de desnivel en 1 hora y 10 minutos, lo cual no está nada mal. La senda, ancha y con buen firme, hace unas zetas sobre Arguis y después bordea Punta Viñaza pasando por un paso equipado con una cadena antes de ascender por toda la cara oeste de esta montaña prepirenaica.
           
              Los tres primeros, Carmelo Lucea, Roberto Prades y Alberto Susín, salvarán esta distancia en poco más de 29 minutos y les separarán 17 segundos. En chicas Isabel San Juan subirá en algo más de 36 minutos, le acompañarán en el podio Maria Pilar Prades y Nuria Gonzalez. Por mi parte tendré suficiente con parar el crono en 34 minutos y 4 segundos. El amigo Miguel Angel vicente de Liédena hará un buen crono y juntos nos meteremos entre los quince primeros. Después es un placer ver el Pirineo nevado, como bien dice Miguel Angel se ve más paquete de nieve hacia el oeste y hay menos en los sectores de Monte Perdido, Cotiella y Benasque, la panorámica es motivadora cien por cien. El descenso nos lo tomamos con calma y bajamos caminando, Ainara a veces trota, comenzó este año acompañándome a las carreras y ahora se apunta a la modalidad andarín y baja trotando algunos tramos, yo creo que en un ti-tá se apunta a una carrera (jeje). Una vez todos de vuelta en Arguis habrá sorteo de regalos y podios de los ganadores. A Miguel Angel le tocará un jamón y a nosotros un montón de calcetines. Si el año que viene de nuevo se celebra este crono vuelvo fijo. (fotos de Monrasin)
         
El ganador empleará 29 minutos y 19 segundos.

Isabel San Juan tardará 36´10´´
Ainara toda feliz con su dorsal.
Tresmiles de Ordesa.
Podios femenino y masculino.

Foto de familia.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Vuelta al Valle de Basaburua

Niebla, frío y barro.
 De nuevo, otro circuito muy chulo cerquita de Pamplona bien señalizado y muy bonito para hacer corriendo, una oportunidad de oro para conocer ocho pueblos del Valle de Basaburua siguiendo las marcas amarillas. En mi entrada de la Vuelta al Valle de Imotz del mes de Octubre ya hablé de la extensa red de senderos de estos valles, un interesante entramado de caminos cerca de la capi, unos 60-70 kilómetros balizados y más de 20 pueblos.

        Mi punto de partida es Erbiti y arranco algo espeso, las piernas están perezosas y el día es gris y triste. Los primeros tres kilómetros y medio hasta Orokieta me parecen el doble de largos, después me quito la pereza del cuerpo en Ola cuando una pareja de perros se lanzan hacia mí ladrando como locos y enseñando los dientes, uno de ellos intenta morderme en la pierna izquierda pero me escurro dando un salto hacia atrás, de pronto alguien les llama y se van. Un señor del pueblo se asoma y me dice que esté tranquilo que no muerden, osea la historia de siempre, no muerden hasta que un día sí muerden, lo sé porque en dos ocasiones en mi vida me han mordido. No sé como puede haber personas tan poco responsables de tener animales así de violentos sin atar en la puerta de su casa, cuando muchos se alteran al ver a alguien en bicicleta o corriendo, desde aquí animo a todo aquel que sufra la mordedura de un perro a denunciar al amo, es su responsabilidad y para algo han de funcionar los seguros de los perros (si lo tienen). Me acuerdo ahora del relato de Fali Coleta en su "Ocho Alpino", en él narra el ataque que sufrió de un mastín.

         Tras este incidente mi cuerpo se pone a tono y supero sin problemas las cotas de Igoa, el collado entre Arrarats y Beruete, y el hombro de caseríos de Egozkue. Cierro el circuito atravesando el bosque de Jauntsarats, uno de los tantos robledales preciosos de esta parte de Navarra y que forman la Zona de Especial Conservación "Robledales de ultzama y Basaburua". Lo dicho, un circuito entre caseríos, campos y robledales muy chulo.

Postales bucólicas.

Panel en cada pueblo y señalización vertical abundante.

Hierba, humedad...

Tramos por pista.

Terreno rompepiernas, en total 800 metros de desnivel positivos.
25,6 kilómetros en 2h 54´.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Un paseo por Ezkabarte.

Cimas solitarias y poco visitadas al lado de Pamplona.
Hace ya unos años de mi primera visita a los montes del Valle de Ezkabarte, al otro lado de Ezkaba. Por aquel entonces me recuperaba de una operación de ligamento cruzado, y para fortalecer mi rodilla no se me ocurrió otra cosa que ascender a todos los montes de la Cuenca de Pamplona de la guía "Montes de la Cuenca" de Javier Zubieta Barcos, que me había regalado Ainara mientras estaba convaleciente en el hospital. Así que fue un muy buen regalo,  me hizo descubrir rincones cerquita de casa alucinantes como lo son los montes sobre Makirriain y Sorauren.

       En la parte alta del pueblo de Makirriain arranca un camino ancho que tras salvar un pequeño cordal, se adentra en la parte superior del valle de Nagiz, una especie de circo de montañas con un montón de cimas facilitas (Otra forma de llegar sería desde Sorauren). En este circo destaca la mole de Ostiasko (977m), un monte visible desde Beloso a la derecha de Ezkaba y que mucha gente montañera conoce como monte Txaraka. Otros montes bonitos son Makirriamendi (798m) y Landakoa (841m), este último sobre el pueblo chiquitito de Anoz, y ambos poseen sendos buzones en sus cumbres. Para los coleccionistas o amantes de travesías por cumbres, hay otras atalayas interesantes como Epel, Illarraga, Auzalor o Txapardi.

       En estos días de Diciembre puede ser una buena idea acercarse a la mañana, cuando las bajas temperaturas mantienen a raya al barro. En el camino viejo de Makirriain a Anoz no encontrarás a muchos paseantes, quizá puedas encontrarte a algún ganadero o quizá puedas darte de bruces con un cazador de becada y su perro que hace sonar constantemente la campanilla. Lo dicho, lugares idóneos para estar en intimidad.


Maquirriain.
Gudari hace nuevas amistades.
Alguno se entretiene haciendo estos hitos en el camino.
Cima de Epel.
Temperaturas bajas.
Vistas a Landakoa (841m)
Buzón de Landakoa.
Hierba del pordiosero, dueña y señora de los márgenes de los caminos en invierno.
¿Marihuana? No, Helleborus foetidus.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Qué Recuerdos: Mont Blanc du Tacul 2005

Acampar en el Col du Midi es una experiencia bárbara.

En 2005, tras Grand Paradiso y Monte Rosa nos acercamos al Mont Blanc para ascenderlo por la Ruta de los Cuatromiles, para ello Joseba y yo fuimos a acampar y pasar la noche al Col du Midi. A la mañana siguiente remontamos a la luz de los frontales toda la ladera del Tacul hasta que nos amaneció debajo del paso equipado con cuerda fija del Maudit, y allí me enfadé con el Mundo. Había que esperar a una larga cola de alpinistas que esperaban su turno para subir el tramo de la cuerda y pensé que no sentía ninguna motivación por subir al Mont Blanc por segunda vez en mi vida. Entendí que todo aquello y algunas cosas más que no voy a describir aquí no tenían sentido. Así que mandé todo a la mierda y me despedí de Joseba alegando que no me encontraba bien, y comencé a descender.

           En cuanto el Sol se mostró del todo, ya había llegado al hombro del Tacul y allí decidí sobre la marcha que podía acercarme hasta la cercana cima del Mont Blanc de Tacul (4248m), lo cual fue un paseo precioso y que ayudó a despejar mi mente. Después descendí hasta nuestra tienda del Col du Midi y dormí esperando el regreso de Joseba.

Seracs del Tacul.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Qué Recuerdos: Zumsteinpitze 2005

Cima de Zumsteinpitze (4563m)
La pintoresca localidad de Alagna sirve de base en el macizo del Monte Rosa en su vertiente italiana. Tras el Grand Paradiso, en el verano de 2005, Joseba, Itzi, Antonio y yo nos trasladamos a Alagna con intención de subir a algunos cuatromiles del macizo. La idea original era la de subir al Refugio Gnifetti a dormir y ascender a la mañana siguiente al Zumsteinpitze para a continuación encadenar media docena de cuatromiles más hasta la Pirámide Vincent. Obviamente el encadenamiento es bastante factible si se realiza en bajada, y pueden visitarse las cimas de Sygnalkupe, Parrotspitze, Ludwigshohe, Corno Nero, y Balmenhorn. Por contra, las cosas se torcieron un poco y tras hollar las cimas de Zumsteinpitze (4563m), Sygnalkuppe (4554m) y Parrotspitze (4436m),  volvimos a nuestra tienda en las cercanías a Gnifetti.

            De aquellos días recuerdo con cariño los juegos de boulder que hicimos en Gnifetti,  la vertical aproximación entre glaciares con maromas y tablas de madera al más puro estilo ferrata, recuerdo con nostalgia las increíbles vistas sobre Suiza, destacando las moles del Cervino, Lyskamn o Dent Blanche, también me acuerdo de nuestra visita a la Capanna Margherita, el edificio más alto de Europa, en la misma cima de la Punta Sygnalkupe. Tras esta incursión en el Monte Rosa, Antonio e Itzi dirigieron sus pasos a Dolomitas y Joseba y yo dirigimos los nuestros al Mont Blanc.

Lugares chulísimos.


Aproximación divertida.
La Pirámide de Lyskamm (4527m)

Cima estrecha de Parrotspitze (4418m)

Alagna, base italiana del Monte Rosa, en este pueblo abundan las casitas de madera con techos a doble agua, decoradas con infinidad de flores

La Tiñosa, el techo de Córdoba.

Pueblo y Embalse de Iznájar, Sierra de Rute y la Tiñosa asoman al fondo.
Las Lagunillas es un pueblo en la base de la Tiñosa (1570m) conocido por sus cacerías y campos de olivos infinitos. El señor del bar del pueblo me cuenta que es un lugar muy frío y donde abundan las precipitaciones, en contra de lo que pueda pensar alguien del norte. Al preguntarle por el acceso a pie a la Tiñosa me habla de partir desde el Cortijo Alto, sin embargo le digo que hay una señal que prohíbe el acceso a vehículos no autorizados a la entrada de la misma, por lo que me recomienda entonces coger la pista que sale al final de la Calle Toledo y que sube hasta un barranco en la base de la montaña a 1 kilómetro en línea recta de Cortijo Alto.

        A la mañana siguiente aparco en el barranco y atravieso veloz varias lomas de olivos hasta llegar a Cortijo Alto, aquí le pregunto a un cabrero el camino a seguir aunque no tenga pérdida. El sendero sube hasta Puerto Mariña, a la izquierda de la Tiñosa, y sube por las laderas pedregosas del Morrión (1479m) hasta la cresta cimera, la cual me lleva diez minutos recorrerla hasta la cima. En lo más alto de la Tiñosa, techo de la provincia de Córdoba, hay un vértice geodésico, una bandera de Andalucía y un pequeño baúl metálico lleno de cuadernos donde muchos montañeros han plasmado sus sensaciones. De esta forma termino con pena mi periplo por los techos andaluces; en 2010 subí el Mulhacén, el año pasado Mágina y Chullo, y en este 2012 Bonales, Terril, El Torreón, Maroma y la Tiñosa. Aún así, sigue habiendo nuevos retos para Andalucía en el futuro, me muero de ganas por hacer la Integral de Sierra Nevada, subir montañones aislados como Pico de la Sagra, Torrecilla o Morrón de Mariné, o recorrer sierras como las de Baza, Cazorla y Segura. Igualmente habrá que venir a hacer alguna ferrata, o a recorrer el Caminito del Rey por ejemplo, y qué decir de Doñana. Hay Andalucía para toda la vida.

La piedra caliza de la Sierra de Rute aflora sobre barrancos repletos de olivos.

Cima de la Tiñosa (1570m)
Cuadernos y más cuadernos...

viernes, 7 de diciembre de 2012

Maroma 2068

Sierra Nevada desde Maroma.
Maroma es la montaña más alta de la Provincia de Málaga con 2068 metros de altura situada en la frontera misma con Granada, además es la onceava montaña más prominente de la Península. Hace pocos años hubo cierta controversia, cuando el autor de una prestigiosa guía de los "Techos de España" recalcó que la cima de la montaña se hallaba íntegramente en Granada y por tanto no podía considerarse como techo de Málaga, otorgando este derecho a la cima de la Torrecilla (1912m), un montañón de la Sierra de las Nieves, quinta montaña más prominente. Sin embargo tiempo después en una nueva edición de la guía, el autor rectificó asegurando que la frontera entre Granada y Málaga pasa por la misma cresta cimera de la montaña.

        Para realizar la ascensión desde Málaga una opción muy bonita es emprenderla desde la localidad de Canillas de Aceituno, un sendero balizado arranca de la misma plaza consistorial y remonta la vertiente sur de la montaña. El desnivel a salvar ronda los 1500 metros y es una ascensión que se hace dura. La plataforma cimera es alucinante con el Mar Mediterráneo 2000 metros por debajo, y si además hay algo de nieve las vistas sobre Sierra Nevada son espectaculares. En la cima occidental hay un vértice geodésico enorme.  La Maroma es un montañón que deja buen sabor de boca.


Canillas de Aceituno.

Cara sur de Maroma.

¿Quién asoma ahí?

Vértice Geodésico en la cima occidental.

El Mar Mediterráneo 2000 metros más abajo...
Mapa de la cima y la frontera entre Málaga y granada.

Terril, el techo de Sevilla.

Sierra del Tablón.
En el km 4 de la carretera entre las poblaciones andaluzas de Pruna y Algámitas hay una ermita llamada del Navazo y cerca arrancan dos senderos que se internan en la Sierra del Tablón, ambos se unen en un collado donde hay un pluviómetro. Desde el collado la senda balizada con innumerables hitos recorre la sierra de oeste a este hasta la cima del Terril (1128m), techo de Sevilla. Se trata de una ascensión rápida (1h 15´) a la que se le puede añadir una visita al Peñón de Algámitas al otro lado de la carretera para hacerla más atractiva. Otro atractivo puede ser subir hasta el vértice geodésico de la cima y observar el atardecer, cuando el Sol se oculta detrás de las sierras pintando el cielo de rojo, mientras el monte se queda oscuro y silencioso.

El Peñón de Algámitas (1121m) desde la cima de Terril (1128m)

Atardeceres andaluces.