martes, 30 de octubre de 2012

Qué Recuerdos: Cresta de la Munia 2010

Cinco tresmiles oficiales.
Ente Pic Heid y Troumouse existen dos cotas, una de ellas se llama Punta de Aires (3028m)
Col de la Sede (2651m)
Hace dos veranos Jox y yo nos acercamos a dormir al Circo de Troumouse con idea de realizar el Cresterío de la Munia, y a la mañana siguiente el compañero se despertó en el Aparcamiento del Circo con un dolor de muelas horripilante. El colega tuvo que pedir un anti-infalamatorio a unos montañeros valencianos en la Cabaña de Aires mientras nos acercábamos al inicio de la gran cuesta al Col de la Sede. ¡Y vaya si le hizo efecto. Porque tras la travesía de los abismos en la cara oeste del Pic de Gerbats, Jox metió la sexta. El tío volaba en el cresterío tras el primer tresmil, el Pic Heid, y solo se vio frenado en cuanto pusimos los pies en la base del paso clave; la trepada a Sierra Morena. Después disfrutamos mucho atravesando el gran Collado  antes de la Pequeña Munia, una planicie agreste y apartada donde varios sarrios descansaban a sus anchas. Por fin llegamos a la cima Principal de la Munia (3133m) y me sorprendió el tiempo empleado, habíamos tardado las mismas 4 horas de ascensión que empleó el famosos tresmilista Miquel Capdevilla en su guía "Los tresmiles en 30 jornadas", lo cual no estaba nada mal porque muchos avisan de que los horarios de esta guía son estratosféricos. ¿Acaso tuvo un mal día Miquel aqui?
             El descenso ya fue otra cosa, nos lo tomamos con un poco más de calma que la subida, sin embargo volvimos a ir rápidos en los pasos más técnicos como el Pas du Chat o en le Passet. Miquel Capdevilla avisa de que el famoso Pas du Chat impresiona más a la subida que a la bajada, y es completamente cierto. Tras algo más de dos horas arribamos de nuevo en el coche, felices y contentos de haber recorrido una super-clásica como ésta.

La Cresta desde el Pic Heid (3022m)

Trepada a Sierra Morena (3090m), nosotros pasamos sin cuerda.
Cima de la Munia (3133m) Posamos con la bandera catalana de unos montañeros que han subido por la normal

jueves, 25 de octubre de 2012

Ancares y otras sesiones de fotos.

Último kilómetro de Ancares.

Mi amigo Jon Beunza capitanea la revista sobre cicloturismo "Pedalier" con ilusión y ganas, en ella se plasman interesantes reportajes sobre ciclismo de cuestas, aparecen muchísimas altimetrías, y las fotos son muy chulas. Para las fotos hace falta un buen fotógrafo y varios ciclistas predispuestos a repetir una toma varias veces en una rampa al 15% si se tercia, el fotógrafo puede gritar "igual me hacéis otra pasada" y eso significa que hay que dar media vuelta para repetir la instantánea. El fotógrafo es Antxon Epele y acostumbra a subirse al techo de la furgoneta o a trepar por un terraplén antes de disparar 800 fotos por minuto mientras pasamos a su lado. También se dedica a la fotografía de Snowboard y es un tipo muy agradable.
            En Junio me engañaron para acompañarles a Os Ancares, allí me vistieron de Pedalier y me pusieron entre las piernas una bicicleta de la marca "Rose", y la verdad es que los pasamos muy bien, conocimos las cuatro vertientes de Ancares y al día siguiente subimos Sierra Morela. En aquel viaje de dos días nos acompañó Ander, el hijo de Jon, y los tres fuimos portada del número 49 a nuestro paso por las pallozas de Pan do Zarco.

Portada del nº 49.


Ander, Jon y el méndas. Antxon también presente al otro lado de la cámara.



Ancares, vertiente leonesa, 5km por encima del 11%...

Ancares por León.
Cumbres de casi 2000 metros.

Montañas Galaico-Leonesas, una preciosidad de flores y pastizales.





Las tres vertientes que ascienden desde Lugo tienen los últimos kilómetros en común.

Vertiente de Suarbol.

Vertiente Pan do Zarco... Este año los sube la Vuelta a España (12km al 9%)

Subiendo a Sierra Morela.

En algún lugar entre Piornedo y Navia de Suarna.

Navía de Suarna.

Vertiente desconocida Sierra Morela pasando por 

Piornedo, lugar de hórreos y pallozas.

Valles tranquilos.

Y ahora en Octubre, han vuelto a invitarme a dos de sus sesiones fotográficas, una vez más con Rose entre las piernas,  la primera en el valle de Aspe y la segunda en la Sierra de Aralar. En Aspe Antxon flipaba mientras nos sacaba fotos en Laberouat, porque el Circo de Lescun es una joya, después hicimos un acercamiento al Plateau de Lhers. Y al mediodía ascendimos al Marie Blanque, que son 6 kilómetros facilitos y 4 muy exigentes si vienes cansado. Aquí doy fe de que los geles de Jon son buenos, muy buenos.
Y ayer en Aralar Antxon volvió a sacarnos fotos mientras ascendíamos desde Huarte. Esta vez no estábamos solos Jon y yo y se unía a la fiesta Jose Alberto, el tipo más cachondo sobre una bici que he conocido en mi vida. Curiosamente es amigo del alpinista catalán Jordi Tosas y con él subió el año pasado a un pico de seis metros en el Santuario de los Annapurnas y recientemente han ascendido al Mont Blanc con zapatillas de running. Una vez más, Antxon alucina con las posibilidades para la fotografía que presenta la ascensión hasta las antenas de Artxueta, aquí la carretera se retuerce hasta límites insospechados y no para de ir de un sitio para otro buscando nuevas fotos. Jose Alberto lo llama a gritos "el Culebra" y no paramos de reír.
            En este 2012, entre el Camino de Santiago, los Stage de Burguete y Luz, y las sesiones de fotos, he completado a lo tonto 2200 kilómetros sobre la bicicleta repartidos en 28 días, lo cual no está nada mal si a lo que realmente te entregas es a patear y correr por el monte. Esta nueva temporada he decidido que haré entrenamientos de calidad corriendo y volumen con la bicicleta. Gracias Jon y Antxon por todo.


Increíble Laberouat.

Atardecer el la Madalaine (Zuberoa)



Un puertazo desconocido, durísimo final.

Dos puertos en uno.

Joya navarra.


lunes, 22 de octubre de 2012

Kilómetro Vertical de Pineta








Ayer Domingo, se batieron los récords mundiales masculino y femenino de kilómetro vertical en la prueba suiza de Fully. El súper-especialista italiano Urban Zemmer empleó 30´26´´ en salvar los 1000 metros de desnivel, y la francesa Christell Dewalle 36´48´´. El kilómetro Vertical de Fully presenta un escenario ideal para la realización de buenas marcas puesto que el recorrido sigue el trazado de una antigua línea de vagonetas permitiendo una buena pisada a los participantes, además la distancia lineal es muy corta; 1920 metros.
           Y mientras en Suiza se celebraba esta magnífica prueba, en el valle de Pineta se hacía otra, los responsables del Refugio de Pineta organizaban un kilómetro vertical en la ladera sobre el refugio, con vistas a las cascadas del otro lado del valle y debajo de un frondoso bosque de pinos y abetos, un sendero vertiginoso de 3 kilómetros para ascender desde los 1240 metros de altitud hasta los 2248 de la Cima de las Coronetas. Y aquí que estuvimos una veintena larga de valientes, haciendo caso omiso a las inclemencias del tiempo, pese a las alertas amarillas por lluvias y la inundación de la noche anterior de la entrada al refugio. También es cierto que debido al mal tiempo, el recorrido se acortó y subimos hasta la cresta anterior a la Plana Fonda y no hasta las Coronetas. En total 875 metros de desnivel.
           De los participantes, decir que había muy buen nivel, gente que ocupa buenas plazas en kilómetros verticales más multitudinarios. Ainara y yo pudimos conocer y hacer migas con el montañero navarro Miguel Ángel Vicente Zunzarren y su pareja Gaztelu. Miguel Ángel ha intentado varios ochomiles, subido algunos sietemiles, abierto una vía en la cara sur de Arriel, o realizado la primera invernal a la oeste del Petit Pi d´Ossau entre otros logros. Es un tipo muy fuerte y muy simpático, bromeábamos antes de la salida con llevar algún trofeo para Navarra (éramos los únicos representantes) y al final había tantos trofeos que así fue, menudas risas echamos. A ambos nos costó un tiempo parecido en salvar el desnivel, 42´ y pico ( él me sacó 20 segundos) y él fue tercero de Veteranos y yo tercero de Seniors, así que fotos y cachondeo. En chicas Vanessa Ortega demostró que sube como un cohete en pruebas de este tipo, y en chicos Albert Cantenys empleó 36´ en subir. El año que viene me presento al kilómetro vertical de Beriain o Anboto fijo.


Foto de familia.

Miguel Ángel bebe de su trofeo y yo súper feliz del libro regalo.

jueves, 18 de octubre de 2012

Qué Recuerdos: Mont Blanc 2003

Las vistas desde la cima de Alpes son inconmensurables; Grandes Lorasses en primer término, Gran Combin en segundo, al fondo Weishorn, Dom, Alphubel, Cervino y Monte Rosa...
Este verano, el Mont Blanc (4810m) ha vuelto a la primera plana de los noticiarios por el innumerable número de accidentes que han costado la vida a varios alpinistas. El  accidente más famoso ocurrió el pasado 12 de Julio cuando un alud en el Maudit causó la muerte de 9 montañeros (entre ellos el guía de montaña Roger Payne, autor de un manual sobre avalanchas). En el último número, la revista Desnivel se ha hecho eco de ello y ha publicado un reportaje muy interesante sobre la montaña más alta de la Europa Occidental. Y algunos datos son alucinantes:
               -40.000 personas intentan la cima del Mont Blanc cada año, 20.000 lo consiguen.
               -Entre 1990 y 2011, 74 personas perdieron la vida en el Paso de la Bolera, entre los refugios Tete Rouge y Gouter.
               -Un 70-80% de los alpinistas que se acercan a las vías normales del Mont Blanc requieren los servicios de un guía.
           
La mágica arista de los Bosses.
  Para algunos guías de montaña de Chamonix el problema de los accidentes es por el dinero. Es fácil cobrar 1000 euros a cada cliente y decir que todo el mundo puede subir. Sin embargo demasiada gente cree que subir al Mont Blanc no es más que caminar, cuando también hay que saber cramponear y trepar por terrenos empinados y descompuestos. Según el testimonio de un guía francés muchos clientes no están en buena forma ni van bien equipados, no comen ni beben, se toman algún medicamento y van para arriba.

                   El Mont Blanc no es una montaña complicada, pero tampoco es fácil, su dificultad es de PD,  no hace falta decir fácil ni difícil, es PD y punto, tan solo un grado más fácil que el Cervino, que no se olvide. No entiendo a aquellos que dicen que al Mont Blanc puede subir cualquiera y que a su vez tildan al Cervino como montaña superdifícil, no es lógico, y las cifras de víctimas y de fracasos así lo atestiguan.

Con los del Grupo de montaña de Gaztaroa en la cima.
 En 2003, después del Dome de Neige, David y yo encaminamos nuestros pasos al Mont Blanc y lo subimos a buen ritmo, en algo más de 3 horas salvamos la distancia entre Gouter y la cima como si nada, felices y contentos. Aun así nos encontramos con unos catalanes que se sorprendieron al contarles que veníamos de hacer otro cuatromil, el mayor de ellos nos dijo; "yo nunca he subido al Mont Balnc habiendo subido otro antes, es más divertido si subes sin aclimatar, sino es muy fácil" En la cima encontramos a una montañera vomitando y a su lado un francés descansaba horizontal sobre el suelo helado, sus amigos lo habían dejado allí mientras se acercaban al Mont Blanc du Courmayer, el francés se encontraba mal y  pedía pastillas.
Otra foto de cumbre con unos catalanes.
En contraposición, comentar la proeza del verano en el Mont Blanc, donde el extraterrestre Kilian Jornet escaló hasta la cima desde Courmayer a través de la vía Innominata (V+, 60º y 3600m+) en  6 horas y 17 minutos, y descendió los 3800 metros hasta Chamonix en poco más de dos horas... El corredor catalán que ahora vive en  Les Houches sube habitualmente hasta la cima del Mont Blanc como entrenamiento, suele usar zapatillas de trail running y viste algunas finas capas para protegerse del frío. Increíble, lo que hace este tío es pura vida.

Qué Recuerdos: Dome de Neige 2003

A la derecha la Barre des Ecrins (4107m)
Mi primera vez en Alpes fue tremenda, por entonces yo no tenía carné de conducir y David condujo él solo todo el viaje en coche. En aquella época eramos unos románticos y no gastábamos un duro en alojamiento. En el macizo de los Ecrins vivaqueamos junto al refugio a 3100 metros antes de acometer la ascensión a mi primer cuatromil; el Dome de Neige de 4015 metros. Subimos a la cima con todo el material de vivac por no querer dejarlo junto al refugio; saco, esterilla, hornillos, comida, y hasta una cazuela, también arneses, cuerda, crampones y piolet. Cargados hasta los topes, toda una aventura.

La primera vez que veía un glaciar tan grande y roto.

Un cuatromil fácil para iniciarse en Alpes.

David y yo debajo de la cumbre.

Alrededor del Parque Nacional de los Ecrins hay abundantes puertos de montaña famosos por el Tour.


domingo, 14 de octubre de 2012

Ezkaurre 2050

Cima de Ezkaurre.
Ainara e Idoia están enganchadas al monte y es una gozada verlas disfrutar en él. El sábado tocó acercarse a Isaba para hacer una bonita mañanera a Ezkaurre, y ellas erre que erre, concentradas y agudizando la vista en encontrar hongos en los márgenes llenos de hayas del Puerto de los Navarros, y nada; algún hongo pocho, varias galampernas que ellas no hacen aprecio, y un montón de Amanitas muscarias. Supongo que la excusa de que la niebla no deja ver las vistas, es suficiente para que no despeguen sus ojos del suelo. De vuelta a casa tal es su fanatismo que harán un alto en Ibañeta y recogerán una bolsica de hongos beltzas que cenaremos en la "soci" de Luzaide. Hacer monte con estas dos jabatas es todo ventajas.

Abundantes Amanitas muscarias en el Puerto de los Navarros.
Cumbre repleta de hitos.
Cueva del Ibón.



lunes, 8 de octubre de 2012

Faja de las Flores y Punta de las Escaleras 3027

Las Tres Sorores: Cilindro, Monte Perdido y Pico de Añisclo o Soum de Ramond.
En ocasiones me gusta cargar con todo y salir al monte a vivaquear, como un caracol que lleva su casa a cuestas. Esta vez vuelvo a Ordesa, ¿a dónde si no? Aquí el otoño es espectacular, los bosques se visten de colores ocres y dorados, y la roca caliza brilla de manera especial en cuanto la luz anaranjada y apagada de la estación la baña. Además hay un poquito de nieve en altura. Así que pese al peso de la mochila, es un placer recorrer y conocer el Paso de la Fajeta, subir a la camaleónica cima del Tozal de Mallo, atravesar la mágica Faja de las Flores, ascender al Pico de Millaris, y bajar a dormir a Góriz en la tienda y en el saco que has porteado todo el día.
               La mañana del Domingo la emplearé en asomarme a la Punta de las Escaleras, un tresmil secundario y apartado de masificaciones en la cara sur de Monte Perdido. Un lugar donde el viento norte y frío corre a sus anchas sobre una superficie descarnada, territorio de zorros erráticos y solitarios, que de vez en cuando veo a alguno, no sé, son lugares especiales donde pensar y encogerse, porque al final para eso vamos al monte. ¿No?

Circo de Carriata.

Una toma de La Fajeta desde Tozal de Mallo.

Cima de Tozal de Mallo.

Tendeñera y Otal al oeste.
La Faja de las Flores.

Vivac en Góriz.

Majestuoso Monte Perdido.

Punta de las Escaleras (3027m). Cilindro y pitón SW como telón de fondo.

Lugares apartados en Otoño.