lunes, 27 de agosto de 2012

Ainara sube a Hiru Erregeen Mahaia 2444

La Pirámide cimera destaca 150 metros sobre el collado.
Ainara se moría de ganas por subir al techo de Euskal Herria y en este último año entrenaba cada semana. Una y otra vez, en cuanto nos escapábamos al monte me decía que era su objetivo montañero del año. Al final, tantas han sido las vuelticas por el monte que se ha dado con sus amigos de Luzaide (han formado grupo de montaña vía WhatsApp), que ha podido tranquilamente con los 1300 metros de desnivel positivos y las 3horas y 40 minutos de ascensión. Únicamente reseñar un pequeño momento de agobio en la diagonal interminable que sube al collado entre La Mesa y Budogia, pero eso no es nada porque la verdad es que se trata de un tramo que se atraganta a casi todo el mundo cuando el Sol te da de lo lindo. Después se ha desenvuelto fenomenal en el terreno descompuesto que llega a la cumbre, y me ha dejado alucinado de cómo se conoce algunos montes, ya se sabe el nombre de una treintena; que si Midi, Anayet, Bisaurin, Aspe, Collarada, que si Petrechema, Txamantxoia, Ezkaurre, Anie etcétera. A continuación, tan fuerte ha llegado la chica a La Mesa, que ha decidido acercarse a La Table y apuntarse otra atalaya de más de dosmil metros. Y yo súper-contento, llevamos seis años y pico juntos y a ella cada vez le gusta más el monte.

Txamantxoia recibe los primeros rayos de Sol.

Ainara llega al Collado de Linza y alucina con las vistas.
Ezkaurre como telón de fondo.
 Seguimos la GRT13 entre Linza y Foya de la Solana.

¡Qué calor ¡

Trepadas sencillas antes de la cima.

Placa al gran Iñaki Ochoa de Olza. Se le echa de menos, me da pena que haya gente que solo lo conociera por motivo de su muerte ¡Cuánto nos dio a quienes le seguíamos y recortábamos sus aventuras desde los años noventa¡

Auñamendi y Xabier, patrón de Navarra.

Ainara celebra su ascensión como un futbolista que acaba de meter un gol. ¿Un guiño a su hermana que juega en el Athletic?

Yujuuuuuu.

La imagen desde La Table (2421m) sobre La Mesa, es magnífica.

sábado, 25 de agosto de 2012

Mendixuri el vigía de Auritz.

En cresta este de Mendixuri destaca un gendarme de forma cuadrada.
Sobre el altiplano de Auritz destaca una montaña rocosa hacia el oeste, se trata de Mendixuri (1204m), una cima que se desprende de la divisoria de aguas hacia el llano donde asientan los pueblos de Auritz y Auritzberri. Las ascensiones más sencillas a esta montaña parten entonces desde los pueblos de la cuenca del Urrobi y también desde Orreaga.

       Nosotros aprovechamos el nuevo trazado de la GR11 que parte de Auritz y se eleva hasta el portillo de Atalozti. Desde el portillo continuamos por la divisoria de aguas hasta el Collado de Aldaparri, lugar donde las GR11 y 12 se unen. Cerca queda la cima señera del sector, que es Mendiaundi. Mendixuri es una pirámide de roca que destaca hacia el este y para acercarse hasta ella hay que subir y bajar varias lomas donde pasta el ganado. Ainara disfruta de lo lindo pese a tener rozaduras en los pies, y a nuestra derecha vemos algunos mugarris entre Auritz y Auritzberri. El acceso a la cima de Mendixuri es sencillo y en su cumbre jugamos. Después de la ola de calor se agradecen días como este, cuando el viento te refresca en lo alto de las sierras. Muchas veces es bueno escapar de los calores del llano y de otras cosas. Al final serán 12 kilómetros y 400 metros de desnivel.



Lista para el abordaje.


La GR11 sube al portillo de Atalozti donde las vistasa se abren hacia el monte Urtarai

Las botas de Ainara le hacen rozaduras.

En el Collado de Aldaparri las GR11 y 12 forman un cruce con bonitas vistas al Adi.


Mendixuri desde Menditxipi.

Ainara se anima y olvida las rozaduras en la pirámide cimera de Mendixuri.


Preciosa cima.


Ainara se crece en cuanto llega a una cumbre.

Erica vagans.

Daboecia cantabrica.
Espino albar.

Tope contenta.

Berrendi

Aitana, Anabel y Dani se asoman a Orbara.
Berrendi es una montaña a la que tengo mucho cariño, y sus 1354 metros de altitud me han visto más de medio centenar de veces subir hasta su cumbre. La última vez que subí hasta el vértice geodésico fue corriendo desde Orbara en el mes de Abril, en un bonito entrenamiento sobre la nieve de hora y veinte minutos. Esta vez el motivo es otro, Anabel viene desde Valencia con su pareja y su hija y un montón de amigos. Todos ellos han utilizado una casa rural de Hiriberri como campo base para sus rutas turísticas por  Irati, Roncesvalles e Iparralde, y la otra tarde les engañé para que al día siguiente subieran a Berrendi conmigo, porque el lugar y sus vistas son preciosas, y porque Berrendi es el monte que domina el pueblo de mi abuela y de la madre de Anabel.

       La ascensión la realizamos por la pista forestal que parte de Lizarta y sube a Zelane. Antes del alto nos internamos por los hayedos y los rasos de la vertiente noroeste hasta salir a los cortados que dan al sur. El bosque anterior a la cresta cimera les encanta y en la misma cima les cuento la historia del Belén que hay incrustado en la roca y que pusieron hace ya bastantes años un grupo de bomberos de Sangüesa. En el descenso las niñas acarician a un grupo de yeguas y tenemos la suerte de observar a una vaca recién parida y a su ternero que da sus primeros pasos. Los rasos antes de la pista de Zelane rebosan de Eguzkilores, a una de ellas se le posan una abeja y una mariposa, existe una tradición en el Pirineo que consiste en colocar estas flores en las puertas de las casas para darles a éstas protección y buena suerte.

      


A las afueras de Hiriberri un poste avisa de la dirección a Berrendi.

Irene y Aitana cogen fuerzas a mitad de camino, antes de salir al Sol.

Sara.

Pili y Lydia se hacen con unos palos para subir.

Enrique se concentra en la subida.

El grupo se asoma a los cortados de la vertiente sur.

Hiriberri es nuestro punto de partida, Garaioa en segundo término

Dani llega el primero a la cima y avisa al resto de donde está el buzón de montaña.


Luisvi, Christian, Dani,Aitana, Sara, Amparo, Enrique, Irene, Lydia, Anabel y Pili.


Las laderas de Berrendi sirven de lugar ideal para que crezcan las Eguzkilores (Carlina acanthifolia)

lunes, 20 de agosto de 2012

La Vuelta a Larra.


De las 38 Reservas Naturales que encontramos en Navarra, la de Larra con 120 km2 es la de mayor superficie. El entramado kárstico que la comprende se levanta en la esquina nororiental de la Comunidad Foral, rodeado de cumbres míticas como Auñamendi, Anielarra, Peneblanque, La Mesa o el propio Ukerdi. Los senderos de acceso al laberinto de Larra son de sobra conocidos por la dificultad del terreno, como si se tratara de un glaciar petrificado repleto de grietas, dolinas y cresteríos de piedra caliza.

           El año pasado por el mes de Julio, nos enteramos de la desagradable noticia de que dos montañeros vascos habían fallecido por hipotermia en el sendero más concurrido del macizo, aquel que desde La piedra San Martín se acerca a la cumbre de Auñamendi, la verdad es que se trata de un lugar complejo orográficamente y expuesto a los cambios de tiempo, siempre hay que tener respeto al monte y más en un lugar como éste. Recientemente con la nueva catalogación  de las Grandes Rutas en Navarra,  la Federación navarra  de montaña decidió dibujar la última etapa de la GR12 en forma de bucle sobre el macizo de Larra.

           Tras 8 exigentes etapas desde el Puerto de Etxegarate en la frontera con Gipuzkoa, la GR12 o Senda de Euskal Herria aterriza en Belagua, y desde aquí la novena jornada da la vuelta al macizo ofreciendo la oportunidad de rematar la Gran Travesía con la ascensión a alguno de sus picos más altos. Las marcas blancas y rojas parten desde el antiguo Refugio Angel oloron hacia la falda sur de Anielarra hasta alcanzar el increíble y aislado collado de Insole, el regreso atraviesa el paraje laberíntico de Larrako Ateak hasta salir a la Hoya de la Solana, después regresa a Belagua bordeando la vertiente norte de Lapakiza hasta alcanzar el portillo de Larrería antes de bordear Lapazarra y llegar de nuevo al Refugio.

          Pese a la ola de calor no puedo evitar aprovechar mi día de fiesta para acercarme a Larra y caminar por entre sus grietas. Haré toda la vuelta en un tiempo de 5horas y 20 minutos absorto por el paisaje abrupto y el lapiaz gris y retorcido. Una pena el hecho de no poder subirme al hombro de algún monte pero es que en Insole una borrasca tormentosa que me empapa me mete un poquito de miedo. Es lo que tiene ir solo a veces, que no se arriesga de igual manera que si se iría en grupo.

22,5km y 1250+

miércoles, 15 de agosto de 2012

Subida a Aitza


El Alto de Aitza se llena de público en fiestas de Orbara.
La subida a Aitza viene siendo parte importante de las fiestas de Orbara desde hace muchísimos años. Recuerdo como si fuera ayer mi primera subida a Aitza, la hice cuando contaba con 10 años en el año 1993, aquella tarde de Agosto subí arrastrándome hasta la cima y hasta el coche escoba me adelantó en la curva de Urrutia. En la época en la que éramos críos solíamos poner nombre a las diferentes partes de la ascensión, como si de una gran obra de teatro se tratara, quedaban grabados en nuestra memoria lugares como la Curva del Canal, la Curva de la gravilla, la Fuente, el Aparcadero, la Rampa del Carro, Curvas de Mutia, la Curva de los Gitanos, Curva Urrutia, la Rampa del Enparrillado, las Bordas, Borda Jabat o la Recta Interminable.  Por aquellos años Jean Paul de Casa Beunza era nuestro ídolo, tambien lo era Carlos Arizcuren de Garralda, este último era un portento de la naturaleza que prometía mucho, sin embargo una lesión lo apartaría del ciclismo cuando corría en aficionados, sus registros en Aitza fueron espectaculares. Más tarde llegaría la época en la que Patxi Iriarte ganaría tantas veces, el de Garaioa además ganaba o hacía muy buenos puestos en súperclásicas como la Larra-Larrau, Irati Extrem o La Indurain.  La ascensión ciclista a Aitza consta de 5,3 kilómetros y en ella se salvan 375 metros de desnivel positivos acumulados.


Línea de salida. A continuación tramo neutralizado hasta casa Eginoa.
En esta nueva edición de la Subida a Aitza nos presentamos en la plaza de Orbara dos docenas de ciclistas, el organizador Jon Beunza apunta nuestros nombres en un papel antes de acercarnos a la salida en frente de Casa Aguerre donde esperamos nerviosos. Y unos minutos después se produce la arrancada. Al final ganará Aritz Lorea y entraremos en menos de tres minutos hasta cuatro corredores más. El tiempo de Aritz es fantástico, por debajo de los 17 minutos, Tomás de 79 años y su bicicleta supersónica serán segundos, después entraremos Gorka Lorea y yo. Bajando de 20 minutos entrará en meta un genial Jon Beunza, capaz de organizar la carrera, manejar el estrés producido por sus eventos deportivos y su revista de cicloturismo, y subir a Aitza en cabeza. ¡Chapeau! A continuación participantes de la prueba adulta llegarán a meta entrelazados con los de la prueba txiki; niños de menos de 12 años que saldrán desde las bordas a 1,5 kilómetros del Alto. Personalmente me veré contento de realizar la subida en un tiempo impensable de 18´26´´. El año pasado me exigí bajar de 20 minutos y lo logré, este año me exigí bajar de 19 y lo he hecho. El año que viene me exigiré bajar de 18, jeje.

Mención especial a la figura de Angel Mari Beunza, creador de todo ésto y primer organizador de la Subida Aitza en los años ochenta. En esta edición bajará de la media hora y demostrará tener muy buenas piernas. 

Fotos de Gorka Beunza.




Orbara queda atrás.

Aritz Lorea imprime un fuerte ritmo desde la salida, algunos le seguimos en este primer kilómetro.




Tras el kilómetro 2, Aritz se despega.

Gorka y yo pensando qué estrategia seguir....

Ana Monreal es una fuera de serie, y Juanjo Bizkai se pasa de las carreras a pie a la bici. (2h 25 ´en maratón)

Tomás protagonizará la remontada del día hasta auparse a la segunda posición.


Alex se pone de pie.

Edu además de andar como un tiro en bici posee un perfil de facebook espectacular.

Urdax presenta candidatura para el  futuro.

Por vez primera, Pablo le ganará a su aita.

Javier es el padre de Aritz y Gorka.




Josu es el cantante del grupo punk "Rozando el límite¨

Angel Mari, el alma máter de la Subida a Aitza.

Ramón pierde su apuesta con su hijo Pablo. Axier y Laura vuelven corriendo a Orbara.

Los menores de 12 años parten desde Borda Juanarena para salvar el último kilómetro y medio.



Jon Beunza  regresa desde meta para acompañar los últimos metros de los más rezagados.

Concentración en la cara de Nahia, la mejor benjamina.

La carrera de adultos y la de benjamines coinciden el tramo final. Alex parece súper-contento.

Auritze lo da todo para neutralizar la ventaja que le saca Alex.

Madres e hijos haciendo el último esfuerzo.



Ander aprendió a andar en bicicleta hace menos de un mes.

Javiertxo luce el maillot de Pedalier como ninguno.

Aitor es el más pequeño.

Paola ayuda a entrar en meta a su sobrino.

¡¡¡¡Hay relevo!!!! Son unos campeones.


5,3 kilómetros, algunos de más del 8%.