miércoles, 7 de noviembre de 2012

La Cresta de Gaztelu

Granja en la base de la cresta.
 La arista del monte Gaztelu sobre el Paso de Oskia se eleva de manera audaz y elegante, sin embargo esconde un montón de peligros en forma de bloques de roca caliza inestables y árboles que descarnan el cresterío con la fuerza de sus raíces. En la guía de "Crestas de Euskal Herria" de Javier Iturritxa ya avisa del peligro de la roca, y en la web de Mendikat habla de un recorrido no muy lucido, aun así Asier y yo le metemos mano porque está cerca de casa, y menos mal que posee buenas escapatorias porque si no... Asier se enfadará y todo. Al menos las vistas  sobre la Cuenca de Pamplona son espectaculares.
              La cresta del Gaztelu está desequipada y el aseguramiento se realiza con ayuda de las carrascas. Tras la aproximación desde la pista a las canteras de Anoz, la arista arranca facilona, después hay varias brechas y un par de pasos de IV de risa, la roca se cae solo con mirarla y  no hay posibilidad de asegurarlos, nosotros bordeamos estos dos pasos por la izquierda, por lo menos disfrutaremos con el rápel entre ambos y con varias trepadas de II-III. Así, la actividad nos dejará un sabor agridulce, dulce por lo hermoso de las vistas y agrio por el terreno descompuesto y desagradable.
               No se lo recomendéis a nadie.

Un lugar muy chulo sino fuera por la calidad de la roca.

Primeros pasos de II-III.

Malísima roca.

1er Rápel

Resaltes imposibles de bloques inestables unos encima de otros.

Trepadas en la parte final.

Cresta cimera I-II

Cima de Gaztelu.

1 comentario:

  1. Vaya encerrona la cresta del Gaztelu, a unos amigos se les hizo de noche, mucha tension¡¡¡
    y mala hostia jajaja
    un saludo

    ResponderEliminar