jueves, 2 de agosto de 2012

Tour del Soum Couy

Amanece y el Sol llena de luz el Valle de Aspe.

Tengo molestias en la rodilla, las últimas semanas si corría más de una hora la articulación protestaba, así que tras unas jornadas de reposo y descanso decido empezar poquito a poco, pero como yo no entiendo de eso decido escaparme al reino de Larra a poner a prueba definitiva la rodilla. Y vuelve a protestar, incluso se hincha levemente en cuanto aterrizo en Pescamou de vuelta. Yo soy así, algunos me dicen que el deporte en exceso no es bueno, a mi me da igual, practico deporte porque me gusta y porque quiero vivir cada momento a tope, no porque sea bueno, como un yonqui en busca de una buena dosis. Muchas personas piensan en el futuro y en la pensión que tendrán a los casi 70 años, es una estupidez cuando tienes 30, yo no quiero hipotecar mi presente por un futuro incierto. Gassssssssss.

             La GR10 arranca suave por las pistas de la Estación de Arette, luego se interna en Larra hasta el fabuloso Pas l ´Osque, aquí una sirga sirve de pasamanos en el acceso a la brecha, después accedo mediante una trepada sencilla a la cima del dedo de roca que domina el lugar, miro el reloj y llevo 53 minutos desde Arette. El Tour del Soum Couy continúa hacia el precioso Pas de Azuns, desde éste aprovecho para acercarme a la cima señera de los Órganos de Camplong; Les Tourelles. El resto de la mañana la utilizo para bajar a la cabecera del valle de Laberouat, correr por los pastos y subir al Col des Anies cuando el Sol ya calienta de lo lindo. La vida es demasiado buena como para hechar el freno y pensar en la jubilación. En total 18 kilómetros técnicos y 1200 metros de desnivel positivos.


El monte Arlas queda a mi espalda.

La GR10 atraviesa el Pas de l´Osque.

Pasamanos en el Pas de l´Osque.

Sobre el Roche de l´Osque (1922m)

Cima de Les Tourelles (2038m), un balcón privilegiado con vistas a Countende y Anie.

Col des Anies.

1 comentario:

  1. Aupa Christian, bonita vuelta, yo soy como tu intento aprovechar al maximo cada dia, eso si haz un poco de caso a esa rodilla, que todavia te quedan miles de montes que trotar
    un saludo

    ResponderEliminar