sábado, 7 de julio de 2012

Los Techos de Galicia

Atardecer en el Bierzo, la quinta provincia gallega.
Continuando con el Proyecto de los Techos de España me escapo un par de días a la zona de León y Galicia y asciendo a tres cimas de las cuatro provincias gallegas. El mal tiempo en las montañas me impide visitar el macizo de Peña Trevinca y cerrar así los techos de los Montes Galaicos.

Mustallar (1924m) Techo de Lugo.
Los Ancares es una zona rural y montañosa espectacular, aquí las carreteras dibujan largos recorridos por barrancos y profundos valles, tal es el aislamiento de estos valles entre León y Lugo que algunas aldeas como Piornedo ni siquiera tienen luz en las calles.
Para coronar el Mustallar salgo desde el Alto de Ancares (final de etapa en la próxima Vuelta a España), el mal tiempo me empapa y zarandea, lo cual no  impide que corone las cimas de Cuiña (techo de Ancares con 1992m) y de Peñalonga antes de hollar el Mustallar completamente calado. Después, escapando del mal tiempo, desciendo al chulísimo pueblo de Piornedo, este pueblo conserva varios hórreos y pallozas espectaculares (antiguas viviendas celtas) que hacen la delicia de los pocos turistas que se escapan hasta estos lugares.

Cima del Mustallar, el techo de Lugo.

Rebeco cerca de la cima de Cuiña (1992m) la más alta de Ancares.

Un vecino de Piornedo acerca a sus vacas a la mallata de Mustallar.

Piornedo, ¿la aldea de Asterix y Obelix?
Pilar (803m) Techo de A Coruña.
Las suaves montañas al norte del Camino de Santiago desde Melide no representan un gran atractivo montañero, sin embargo pueden ser una buena escusa para dar un paseo o correr entre sus pinares y la estación eólica. A partir de Eirexe una carretera estrecha se dirige al norte pasando por el altiplano donde se halla la cima de Pilar, una vez aquí son varias las opciones para coronarla siempre con ayuda de pistas forestales.

En el techo de A Coruña hay una caseta de vigilancia de incendios.

Pilar (803m) un monte para pasear
Faro (1187) Techo de Pontevedra.
La Sierra de Faro sirve de frontera natural entre Pontevedra, Orense y Lugo. La ascensión al punto culminante y a su vez al de toda Pontevedra se puede efectuar de manera fácil desde la vertiente lucense de Chantada o la vertiente pontevedresa de Rodeiro, por ambas vertientes ascienden  carreteras hasta su cima. Cerca del punto culminante se halla el santuario de Nuestra Señora de Faro. Personalmente decido acercarme hasta el vértice geodésico de la cumbre corriendo los últimos cinco kilómetros de carretera de la vertiente de Chantada. Para el descenso me desvío para aprovechar y correr por unos fabulosos circuitos beteteros.


Un ramal del camino de Santiago atraviesa el monte O Faro.

Luces y sombras.

Monte OFaro (1187m), techo de Pontevedra.

1 comentario:

  1. Hola compañero, estas que no paras, bonitas fotos
    un saludo

    ResponderEliminar